Liberan a 21 mujeres que eran explotadas sexualmente en una red de prostíbulos que funcionaba en CABA, Morón y Merlo

Agentes del Departamento Trata de Personas de la Policía Federal Argentina liberaron a 21 mujeres (mayores de edad) que eran explotadas sexualmente, durante cuatro allanamientos realizados en propiedades ubicadas en Morón, Merlo y Capital Federal.

Las investigaciones se iniciaron en febrero tras un oficio judicial que pedía establecer si en dos domicilios ubicados sobre la calle Ramón Falcón al 6800 y al 7100 de CABA; en Presidente Perón al 500, de Morón; y en El Tejedor al 2100 de Merlo, se desarrollaban dichas actividades delictivas vinculas al ejercicio de servicios sexuales, en infracción a la Ley de Trata de Personas. Durante las pesquisas que duraron varios días, intervino la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N 4 a cargo del Dr. Santiago Quety.

Posteriormente y con el total de las pruebas obtenidas, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°3 a cargo del Dr. Daniel Eduardo Rafecas, Secretaría Nº 6 a cargo del Dr. Adrián Rivera Solari, dispuso el allanamiento de los inmuebles antes mencionados, donde funcionaban los prostíbulos y el domicilio de una mujer encargada de administrar los pagos.

Durante el operativo fueron rescatadas veintiún mujeres (15 de nacionalidad argentinas, 4 paraguayas, una boliviana y una brasilera), quienes fueron inmediatamente contenidas por personal del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento de Personas Damnificadas por el Delito de Trata.

Las asistidas decidieron no ampararse a los beneficios brindados por dicho organismo. Asimismo, el personal de la Dirección Nacional de Migraciones, realizó el relevamiento de la totalidad de las mujeres extranjeras identificadas, estableciendo que todas ellas se encontraban en situación migratoria permanente y regular.

Además se secuestraron dos teléfonos celulares, un contrato de alquiler, un cuaderno con anotaciones varias y demás elementos de interés. En el lugar fue identificada una mujer argentina de 48 años quien fue notificada de la causa. Finalmente, los elementos secuestrados quedaron a disposición del magistrado interventor.