Rige la «Tolerancia Cero» en Morón: A partir de este fin semana no se puede conducir con alcohol en sangre

A partir de este fin de semana el Municipio de Morón comenzará a controlar a los conductores que atraviesen el distrito bajo la nueva disposición de «Tolerancia Cero» al alcohol. Esto significa que puede haber multas y hasta secuestro de vehículos aún cuando el infractor haya bebido una copa de vino en la cena.

Esto se debe al decreto firmado el viernes pasado (en el Día Nacional de la Seguridad Vial) por el intendente, Lucas Ghi, en el marco de un convenio con la Defensoría del Pueblo de la Provincia, la cual promueve la responsabilidad al volante y quedó a cargo de un curso de educación vial para infractores en Morón.

La Municipalidad ya tiene experiencia en los controles de alcoholemia en operativos callejeros, pero a partir del jueves eliminará la tolerancia de hasta 0.5 gramos de alcohol en sangre, que permite la ley de Tránsito.

«Se puede salir a cenar, tomarse una copa o ir a bailar y consumir alcohol, pero siempre hay que tener un conductor designado. También podés ir en transporte público o remís», explicó el secretario de Seguridad Ciudadana, Gustavo Yapura, esta mañana, en diálogo con el programa Estación Central (Mpquatro radio online).

«La situación en es distinta al resto del país. No es que Morón tiene un problema mayor, pero es preocupante que la mayor causa de muerte no natural en los jóvenes es el accidente de tránsito. Esto se hace para preservar la vida», argumentó.

La aplicación, en tanto, es otro tema. «En los municipios es más compleja», porque hay límite muy cercanos y menos información. «En principio vamos a tener alguna consideración, pero (la transgresión) va a tener las sanciones de la ley de tránsito. Desde multas hasta secuestro del vehículo cuando no haya un conductor alternativo para manejar», explicó el funcionario moronense a dos días de llevar esto a la práctica.

La alcoholemia representa el volumen de alcohol que hay en la sangre y se mide en gramos de alcohol por cada litro de sangre (g/l) o su equivalente en aire espirado (para lo cual se usan alcoholímetros, que hay soplar). El 0.5 de alcohol es el equivalente a dos copas y media de vino o dos chops de cerveza como máximo.