La migración digital: sectores que han dado el salto a las pantallas

Los hábitos de nuestra sociedad van estrechamente vinculados con los avances y las últimas novedades tecnológicas. Esto se puede ver en actividades de índole diferente como las laborales o las relaciones sociales donde gran parte de lo que pasa sucede a través de una pantalla. Pero si hay un sector donde encontramos numerosos ejemplos de esa migración este es el del entretenimiento, que cada vez más está dejando el mundo físico de lado y apostando por el ocio online.

Este salto al entorno digital no se podría explicar sin la seguridad y las mejoras en la conexión a internet. Se ha reforzado la velocidad en la comunicación y ampliado la oferta de dispositivos, saliendo únicamente de las computadoras e incorporando otros dispositivos como los televisores inteligentes, los celulares o las tabletas. Con un clic, un gran abanico de opciones al alcance del usuario con una simple interacción.

Adiós a lo físico

Uno de los sectores que se ha visto revolucionado por las nuevas tendencias de consumo es la cinematografía y sus múltiples ramas. Con la consolidación de las plataformas de contenido audiovisual, los salones de emisión han pasado a un segundo plano, quedando prácticamente obsoletos. Tal es así, que muchos se han visto obligados a echar el cierre y las productoras ya apuestan por los estrenos en las pequeñas pantallas. Una oferta inabarcable en un solo clic sin necesidad de desplazamiento ni de la compra de una cinta. Lo mismo sucede con otro pilar de la cultura, la música, donde los locales de venta han pasado a ser para los más nostálgicos. Ahora los CD y las descargas están dejando paso a plataformas de streaming de contenidos sonoros que cuentan con millones de canciones en su catálogo. Por un precio de suscripción mensual, en ocasiones incluso gratuito, el usuario tiene a su disposición una gran cantidad de contenido desde cualquiera de los dispositivos inteligentes.

Entretenimiento puro en online

Otro de los casos más evidentes que podemos encontrar en el mundo virtual tiene relación con el casino y sus diferentes posibilidades de entretenimiento. Lo que antes requería de un desplazamiento físico hacia uno de los salones de juego, ahora está disponible en tan solo un clic y a través de cualquier dispositivo inteligente con opciones como el clásico blackjack adaptado a las nuevas tecnologías, así como la ruleta, las tragamonedas o la rueda de la fortuna en línea.

Sin salir del entretenimiento más puro, los videojuegos también han demostrado saber adaptarse a las posibilidades que han ofrecido los avances tecnológicos, dejando para el recuerdo las clásicas máquinas de arcade. Ahora, muchos jugadores tienen acceso a los juegos directamente desde el dispositivo, ya sean gratuitos o de compra, y la modalidad más practicada suele ser la online, la que conecta con otros usuarios de todo el mundo. Este atractivo competitivo y relacional ha reimpulsado el interés entre el público.

Un abanico de posibilidades en formación

En este mundo digitalizado, muchas personas han decidido dedicar su tiempo libre, aparte de al entretenimiento, a formarse. Esto se puede observar con el auge vivido de la formación online en los últimos años, que ha visto cómo se ha ampliado su oferta de gran manera. Ahora existen miles de opciones para que uno amplíe conocimientos a través de cursos y otras formaciones. Las hay de todo tipo, de diferente profundización y exigencia. No hay excusa para no adentrarse. Cada vez son más los sectores que están apostando el todo por el todo en el mundo online. En el del entretenimiento se pueden observar numerosos ejemplos exitosos de ello, pero también son de especial mención otros como el comercio electrónico, las plataformas de comunicación y sociales o la banca online y sus trámites. El futuro pasa por la red y no hay quien se quiera quedar atrás en esta tendencia de consumo que todo apunta que ha llegado para quedarse.