La PFA allanó una cueva que funcionaba en el centro de Ituzaingó e incautaron 53 mil dólares, entre otras divisas

Agentes federales de la División Unidad Operativa Federal Morón allanaron ayer la sucursal de la cadena Western Unión de Ituzaingó, donde funcionaba una conocida cueva que, según el parte de aquella fuerza, finalmente fue investigada por una denuncia que la acusó de «maniobras en Infracción a la Ley Penal Cambiaria».

El operativo tuvo lugar en el local de Soler al 100, donde funciona el establecimiento financiero, frente a la Plaza 20 de Febrero, en pleno centro de Ituzaingó. Un lugar muy concurrido que también funciona como kiosco (en cuarentena llegó a intercambiar divisas por esa ventanilla) y un locutorio. En las cabinas se hacen las transacciones, a la vista de quien quiera interesarse. Inclusive hubo una versión de que se hallaron dólares falsos. Sin embargo, la información que ofreció la PFA no da cuenta de ese tipo de estafas.

El allanamiento fue ordenado por el Juzgado Federal Criminal y Correccional 3 a cargo del Dr. Elpidio Portocarrero Tezamos Pintos, por ante la Secretaría 11 del Dr. Leonardo Cano.

En el lugar se logró identificación de tres personas (tienen varios empleados) y se secuestraron 43.496.230 pesos, 53.518 dólares, 47.543 reales, 2.085 libras esterlinas, 950 pesos uruguayos, 16.000 pesos chilenos, 2.000 guaraníes, 4 celulares, 14, pendrives, 3 CPU y demás elementos de interés para la causa.

Los elementos secuestrados fueron entregados, por disposición del magistrado, a personal del Banco Central.