Hay dos prófugos: Un joven de Merlo fue apuñalado para robarle el celular, le extirparon un riñón y está «grave»

Un adolescente de 17 años fue apuñalado por delincuentes que lo abordaron para sacarle el celular, cuando salía de una escuela en Merlo, y está grave: En el Hospital Eva Perón tuvieron que sacarle un riñón.

El menor caminaba frente al Parque Municipal Néstor Kirchner, más conocido como «El Tejadito», cuando dos ladrones que viajaban en una Peugeot Partner intentaron robarle el celular, se resistió y le clavaron un cuchillo.

Alexis Martín Duarte, recibió la puñalada en el abdomen, por lo que tuvo que ser intervenido en dos oportunidades. Su familia confirmó que tuvieron que extirparle parte del riñón, por la gravedad de la lesión.

«La operación fue grande y tuvieron que extirparle un riñón porque la puñalada atravesó el órgano de lado a lado y afectó vaso sanguíneos”, contó una tía a TN. También que su sobrino pasó la noche “sin alteraciones”.

Por otra parte, Gabriela, mamá de un amigo de la víctima, relató que su hijo vio al chico corriendo luego de ser apuñado. El joven le hizo un torniquete para que no se desangre con un buzo. Luego, pidió ayuda a un policía de transito y llamaron a la ambulancia. “Estaba lucido en todo momento”, explicaba hoy la mujer.

Asimismo, confirmó que los adolescentes se iban a juntar para entregar unos papeles para inscribirse a los torneos deportivos regionales.

También dio detalles del ataque: “Alexis al intentar evitar que le roben, corre y arroja el celular tras la reja, ahí se cae y es apuñalado por atrás” por uno de los delincuentes. “No se llegaron a llevarse el celular”, agregó.

Los delincuentes eran cuatro que viajaban en la camioneta. Dos lograron escapar y están prófugos, otros dos fueron detenidos, uno de ellos tiene 17 años.

Uno de los detenidos fue entregado a la policía por su padre. El joven le había robado la camioneta a su padre para robar. Cuando el padre se entera, lo entrega a la comisaría de la zona. El otro delincuente fue detenido por la policía ayer a la noche. Con las imágenes de las cámaras de seguridad, que habían filmado el ataque, y las declaraciones de testigos lograron identificarlo.

La investigación está en manos de la fiscal Aldana Zing, de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N°2 del Departamento Judicial de Morón.