Básquet amateur: Un club de Moreno fue desafiliado por cuatro meses, tras la agresión a dos árbitros y a una mujer

La Federación de Básquet del Área Metropolitana y Buenos Aires (FeBAMBA) sancionó con cuatro meses de desafiliación al Club Recreativo Los Indios de Moreno, por la agresión de dos árbitros y de una empleada del club Defensores de Hurlingham, en el marco de un partido del U19 Flex (una suerte de reserva de adolescentes que no juegan en primera) jugado el pasado 22 de agosto.

Los hechos comenzaron cuando uno de los jueces no dio por válida una canasta visitante, porque fue lanzada con el tiempo de juego culminado. Ese tiro habría implicado empate y la prórroga del encuentro.

Tras el fallo, un socio de Los Indios ingresó al rectángulo e increpó al menor de los árbitros. Su compañero intentó interceder pero no pudo evitar que le pegara en el rostro. De inmediato, dos jugadores de Los Indios lo empujaron y comenzaron a golpearlo en el suelo.

El padre que inició los incidentes continuó con su estado de enajenación violentando demás a una empleada y un jugador local. Por las agresiones se iniciaron acciones penales. Y la semana pasada la Federación directamente optó por la desafiliación temporal de Los Indios, lo que implica que no podrá competir en ninguna categoría durante ese tiempo, incluidos las femininas.

La entidad de Moreno comunicó públicamente la expulsión del socio agresor, de nombre Juan Cruz, pero salió a pedir por distintas vías que se levanten las sanciones de aquellas categorías que no estuvieron involucradas por los incidentes. «Con las chicas no», alegan en un video difundido por wathsapp, en el que apelan a antecedentes cercanos de otros escándalos que sólo incluyeron a jugadores y en el que no se llegó a la desafiliación del club. Mientras tanto, la mujer agredida en Hurlingham espera una resolución judicial.

Ahora las autoridades de Los Indios tendrán 120 para recapacitar. El club ya había estado envuelto en otro escándalo hace unos años, cuando en febrero del 2020 empezó a circular una denuncia por abuso sexual intrafamiliar a través de las redes sociales, lo que motivó renuncia de la presidenta Judith De Sosa y de su pareja, el prosecretario Sergio Gustavo Sánchez. También los expulsaron como socios de la institución.