Especulación y desabastecimiento: Sindicato del neumático comenzó otro paro y bloqueó la planta de Pirelli en Merlo

Tras el fracaso de la última reunión paritaria comenzó hoy el paro decretado por el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) en las fábricas de Fate, Pirelli y Bridgestone en el marco de un conflicto salarial que lleva 5 meses.

Uno de los momentos más tensos se vivió en la planta Pirelli de Merlo, cuando los trabajadores del turno que se iniciaba a las 6 de esta mañana intentaron ingresar al establecimiento y se encontraron con los portones bloqueados por representante del gremio que responde al Partido Obrero y que habían llegado de noche.

También en Pirelli el gremio decretó un «paro total de actividades sin presencia en planta el día viernes 2 de septiembre de 2022, desde el inicio del horario del turno noche hasta el inicio del horario del turno mañana del día 3 de septiembre de 2022».

Hace quince días Pirelli emitió un comunicado dando cuenta del bloqueo al que estaba sometida con lo que llamó el argumento “absolutamente falso” de Sutna que se impide el acceso de representantes sindicales a la planta cuando en verdad, subrayó, dentro de la empresa “hay delegados internos y personal de la seccional Merlo”.

Pirelli sí había apartado a un representante sindical que agredió físicamente a trabajadores de Pirelli arrojándoles piedras durante una manifestación. En Fate y Bridgestone, aunque no se registraron escenas de tanta violencia, los bloqueos también mantienen en mínimos la producción.

Voceros de Fate, por su parte, indicaron que mantienen a la producción al 40% de la capacidad, una cifra que se repite a lo largo de la industria local. Y que eso puede generar un cuello de botella en materia de abastecimiento y de acumulación de stocks.

El faltante no es total porque aproximadamente el 60% de la oferta local de cubiertas es producido en el exterior, pero que ante las dificultades y el ritmo a cuentagotas con el que el Banco Central permite el pago de importaciones el conflicto termina pesando sobre los precios, que se dispararon en los últimos meses aún para los modelos más económicos.

“Va a ser más fácil encontrar restos del Arca de Noé que neumáticos”, dijo la semana pasada el dueño de Fate y Aluar, Javier Madanes Quintanilla. Ante la falta de insumos y la probable devaluación habían llevado a los comercios a vender las cubiertas al doble o triple de su valor en fábrica. Ahora se le suma el desabastecimiento.

El secretario general del Sutna, Alejandro Crespo, reclama el pago al 200% de las horas trabajadas los fines de semana. El convenio vigente establece el sistema de 6 x 2: los operarios trabajan 6 días corridos y luego tienen 2 francos, en días rotativos. Por jornada trabajada, cobran el 100%, sin importar el día de la semana en que lo hagan, y si suman jornadas adicionales cobran las extras al 150% o 200%, según el día que se trate.

El sindicato busca cambiar esas condiciones y forzar el pago de extras no contempladas en el Convenio aprovechando el pico de demanda de los últimos meses, alimentado por los pedidos de las terminales automotrices pero también por las restricciones para la importación de neumáticos del exterior. También está en discusión la paritaria del año pasado.

Tras el fracaso de la negociación del último martes, decimonovena audiencia consecutiva sin resultados, se pararán turnos completos en cada planta, aunque no se frenará totalmente la producción. También va a haber, según confiaron desde el Sutna, acciones para visibilizar el conflicto.