Ecocidio: Acampe rosarino, movilización en el Arroyo Morón y el pedido de tratar «la Ley de Humedales consensuada»

Más de 15.000 personas asistieron el fin de semana a la marcha y el acampe sobre el acceso a la Ruta N174 en reclamo de acciones contundentes sobre el «ecocidio» que se vive en el delta del Paraná y que llevó a que Rosario estuviera tapada por el humo la última semana, por los incendios en la ribera de Entre Ríos.

Un grupo de personas pasó la noche en la entrada al puente. Después de casi cuatro meses, llovió en Rosario. El alivio no detuvo la idea: El próximo jueves se concentrarán en el Congreso de la Nación, adonde esperan que este año se trate la Ley de Humedales, aunque no en los términos que planteó el Gobierno.

«No queremos cualquier ley», advierten desde las organizaciones. La actividad fue organizada como parte de la Acción Plurinacional por los Humedales, una coordinadora de 520 grupos ambientalistas y sociales que luchan por la preservación del ecosistema del humedal del delta de Paraná.

«Tenemos que estar afuera y adentro del Congreso para que salga el dictamen unificado», expresó Rodolfo Martínez. Uno de los referentes de la agrupación «El Paraná No Se Toca» dejó en claro que afrontan una semana clave para avanzar con una propuesta cajoneada más de una vez en el ámbito parlamentario.

Arroyo Morón

Como parte de la «acción plurinacional», el Movimiento Ambientalista de Hurlingham (MAH), el mismo que se opuso a la obra del puente de Combate de Pavón, y otras organizaciones se movilizaron este domingo en defensa del Arroyo Morón y el Río Reconquista en la Plaza de Hurlingham y el cruce de las rutas 4 y 201.

«Las jornadas del sábado y domingo están enmarcadas en las más de 300 acciones a nivel nacional», explicó Secundino Cardozo, referente del MAH, a Mpquatro radio. «Lo que queremos es que se trate el proyecto consensuado con las organizaciones. Un plan de proyectos mínimos, inventario. Es mucho más extenso que el que quieren presentar, ligado al negocio inmobiliario y de la agroindustria», sostuvo esta mañana.

En cuanto a la obra sobre el Arroyo Morón, consideró que la Justicia «no tuvo en cuenta el impacto negativo de la obra», aunque «hay una cuestión presupuestaria que les impidió retomar la obra» del puente. Insistió en que el informe de pacto ambiental presentado por Hidráulica bonaerense «fue muy burdo».

Los organismos de la Cuenca del Reconquista «estamos en una situación crítica, sin control de los vertidos de industrias y de cloacas», indicó Cardozo. En tal sentido, hay una investigación impulsada por la Justicia Federal.

«Lo que vemos es que se tiran la pelota unos a otros. Tanto AySA, como la limpieza de los arroyos. Vemos que es un cementerio de autos. Se usa como un basural a cielo abierto. Es un espacio abandonado municipalmente», indicó Secundino.

Por otra parte, exigió la convocatoria a los consejos consultivos. «Llevamos muchos reclamos a los concejos deliberante de Hurlingham y Tres de Febrero y nunca fuimos recibidos», sostuvo esta mañana.