Centro interuniversitario de Ituzaingó: Sin obras, el Municipio tomará una deuda millonaria para comprar un edificio propio

Metido de lleno en su campaña para el 2023, el intendente de Ituzaingó Alberto Descalzo anunció que el Municipio tomará una millonaria deuda para avanzar con su propio centro interuniversitario. Para eso adquirirá el edificio de un instituto que cerró sus puertas a fin de año. Y como planea habitarlo para marzo, lanzó una cruzada que ya está en marcha en las escuelas del distrito bajo el recurso de encuesta vocacional.

Por medios afines como la radio pública de Ituzaingó, que maneja su propio equipo de prensa, Descalzo confirmó la compra de una casona ubicada en Los Pozos 268, donde hasta el año pasado funcionaba el Instituto del Buen Ayre, para suplantar la anunciada obra del centro universitario en la esquina de Ratti y Thorne.

“La municipalidad tomó una decisión y compramos una escuela privada que había cerrado hace un año. Está ubicada en Ituzaingó sur a tres cuadras de la estación para que en marzo del año que viene se pueda abrir la universidad regional”, explicó el intendente. Según este plan, funcionará desde marzo como subsede de algunas carreras de las universidades de Hurlingham, La Matanza, Moreno y un terciario de Provincia de Buenos Aires. Es tan prematuro el acuerdo que todavía se desconoce que carreras se podrían cursar.

Según dicen, servirá hasta que el Gobierno Nacional construya el centro de la calle Ratti. La licitación «podría tomar dos años», o tal vez ni siquiera está en el Presupuesto. No parece una gran decisión invertir $250 millones del municipio (es el crédito que se pretende tomar del BAPRO, aún sin acuerdo del HCD) para una aventura de solo dos años. A una cuadra del ex Instituto del Buen Ayre funcionan las dos sedes del Concejo Deliberante (oficinas y recinto de sesiones) en edificios que son alquilados desde 1995 por la Comuna.

Si no fuese por el gobierno nacional, Ituzaingó tampoco tendría palacio propio. Como tampoco tiene hospital propio o cementerio. Es el PAMI el que, a duras penas, ofrece los servicios del Hospital del Bicentenario. Pero sin nada de eso Descalzo se mantuvo 28 años. Otros municipios vecinos ofrecen atención sanitaria de complejidad. Maternidad. Es tan cierto como que hoy día hay una variada oferta terciaria y universitaria en menos de 10km a la redonda. Pero evidentemente el plan es ir por el voto joven.

Para eso parte del dinero se destinará a un «masivo test vocacional a estudiantes que estén finalizando la secundaria en escuelas públicas y privadas». “Será gratis y la directora de cada escuela irá comunicando cómo se hará”, precisó el intendente, que nunca pudo, o nunca quiso, cumplir las promesas en materia de salud.

Si avanza, el Centro de la calle Ratti estaría listo para 2024, es decir, con otra gestión nacional y tal vez local. Por eso, tras el anuncio rimbombante de abril que no tiene todavía más que una maqueta para mostrar, el gobierno local avanzó a mitad de año con un curso de ingreso para la UNLAM en el Instituto San Francisco Solano, donde desde hace ya varios años se pueden cursar algunas carreras a contraturno.