Paro y movilización de ATE en todo el país: El gremio estatal exigió que se negocien paritarias por encima del 95%

La seccional Morón de ATE se sumó hoy al paro con movilización anunciado la semana pasada por el Consejo Directivo nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado. En este marco más de 300 afiliados se reunieron en su sede del Hospital Posadas para luego movilizar al Ministerio de Economía, para exigir que en la negociación paritaria prevista para esta semana «garantice salarios por encima de la inflación».

«Se realizan movilizaciones en todas la capitales de las provincias y particularmente de los municipios, porque hay cerca de un millón de trabajadores municipales que, a cuarenta años de democracia, ni siquiera tienen derecho a convenciones colectivas de trabajo y a un Salario Mínimo, Vital y Móvil”, indicó Hugo Godoy, secretario de ATE, que este martes exigió que los aumentos paritarios estén por encima del 95%.

Para el período que va desde junio del 2022 a mayo del 2023, se acordó un aumento del 60% del cual aún resta ejecutar la mitad en los primeros meses del año que viene. Por eso ATE pide adelantar para septiembre el porcentaje restante y acordar un aumento de emergencia a consecuencia de la creciente inflación.

El paro se sintió fuerte en dependencias del estado nacional, el área de salud (aunque hubo guardias) y hasta en establecimientos educativos. De hecho seccionales de izquierda se sumaron a la medida de fuerza.

El cierre del acto estuvo a cargo de Oscar De Isasi, secretario de ATE bonaerense, quien hizo un recorrido por distintas luchas que compañeras y compañeros de ATE protagonizaron en el marco de la resistencia al macrismo, como la del Inti, la del “morenazo”, “el solanazo”, “el azulazo”, “la batalla del Astillero”, entre tantas otras.

«Se han tomado medidas, pero lamentablemente tocan a la clase trabajadora. No hemos visualizado que toquen a los poderosos, a las multinacionales, que son los que se llevan los dólares. Es preocupante el tema de la soberanía, la producción y el trabajo. Esta movilización es el resultado de muchas acciones de gobierno que no benefician a los trabajadores. Desde un principio planteamos que negociar con el FMI era pensar en nuevos ajustes. Pero eso empieza la reacción. No estamos de acuerdo con algunas medidas y necesitamos que se beneficie a la clase trabajadora», declaró en la previa el secretario de ATE Morón, Darío Silva