Una historia con diferencias: Morón conmemoró su día y el Obispado la instauración de la Virgen del Buen Viaje

El Municipio de Morón celebró este miércoles su 237° aniversario, aunque la fecha en rigor conmemora el Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen del Buen Viaje, patrona de la Ciudad, el Partido y la Diócesis, que realizó al mediodía una “Misa por la Ciudad”, presidida por el Obispo de Morón, Monseñor Jorge Vázquez.

Previo a esto la imagen misionera de la «Madre de Morón» marchó en procesión, en un carro que recuerda a aquellas carretas que llegaban al pueblo y «que paraban a pasar la noche en la posta del Camino Real al Perú», junto al oratorio que levantaron los jesuitas en el siglo XVII dedicado a la Inmaculada. Por ese entonces los viajantes convirtieron a la Inmaculada del Buen Viaje, a la vera del Arroyo Morón, en lo que hoy sería la intersección de las calles Buen Viaje y La Roche.

En ese lugar se ubica un monolito que recuerda el emplazamiento. Hasta allí marcharon el Obispo, el Párroco de la Catedral, Martín Bernal, funcionarios y fieles recitando el histórico “Pregón a la Virgen del Buen Viaje” en medio de plegarias.

Tras el rezo de un «Ave María», la procesión volvió al Templo para una misa que congregó al intendente, Lucas Ghi, concejales y autoridades municipales; fuerzas de seguridad y armadas; representantes de instituciones educativas, cámaras de comercio y organizaciones civiles, para homenajear a la Inmaculada del Buen Viaje.

Por la noche, el Municipio ofreció un recital público en la Plaza San Martín, con una serie de recitales que cerró la banda pop Miranda! ante más de 10.000 personas.

Una fecha, y un nombre, con historia

Los historiadores coinciden en que la ciudad de Morón no tiene una fecha de fundación, aunque se cree que anda hoy por los 400 años de existencia bajo ese nombre, cuyo origen está discutido entre dos corrientes políticas.

La historia oficial dice que el nombre viene «por la familia del Capitán Diego Morón que se estableció en una propiedad sobre el arroyo y levantó un molino de trigo, a principios del siglo XVIII», explica el profesor Ezequiel Pavese, docente de la Universidad de Morón y presidente de la «Asociación Belgraniana» de este distrito.

Está descartada la teoría de Morón de la Frontera (España) aunque la imagen del gallito que se agregó oficialmente al Municipio el siglo pasado sí es importada del viejo continente. Pero hay una corriente más contemporánea y mucho menos eclesiástica que cree que Morón deviene de su propia etimología (montecillo de tierra) en tiempos del Camino Real. Este sector no cree que el Capitán Morón haya vivido en el distrito o dejado su familia una huella tan importante para el partido.

«El pueblo nace alrededor de la Plaza y de la Capilla. Pero fue Marcos de Alarcón, un correntino que había comprado tierras, quien decide donar un terreno para la instauración de Stra del Buen Viaje», opina Agustín Algaza, coordinador del Instituto y Archivo histórico del Municipio. En la década del ’90, descendientes de aquel correntino llegaron a escribir que «Morón debería llamarse Alarcón». Lo que para algunos fue un verdadero sacrilegio, para otros revelaba una verdad, a propósito de los papeles de un supuesto juicio hallados por el Prof Carlos María Birocco.

Lo cierto es que el 5 de octubre recuerda a la Virgen del Buen Viaje. Y que en 1785, ni bien asumió el primer alcalde reconocible, se decretó esa fecha como conmemorativa.