El histórico goleador también tendrá un partido homenaje: Morón descubrió la estatua de su ídolo, Damián Ákerman

Damián Emilio Ákerman, el máximo goleador del Club Deportivo Morón, ya tiene su propia estatua. El homenaje tuvo lugar este sábado en el estadio Nuevo Francisco Urbano, a casi 20 años de su debut con la camiseta del «Gallo» (se espera que cuando se cumpla esa fecha se realice el partido de despedida, en marzo del 2023) y a poco más de dos meses su retiro de la práctica profesional, con 42 años, tres hijos y una nieta.

La obra, que replica en tamaño real a ex delantero (1.73) realizado por cuatro artistas de Arte Barbados Escenografías, todos fanáticos del goleador y de Deportivo Morón. Ellos fueron también quienes se pusieron al hombro la campaña y, con la venta de stickers, organización de recitales, la gestión de un aporte económico de socios y empresas y hasta la subasta de una camiseta autografiada, lograron conseguir el dinero necesario para poder cumplir con el desafío que se había propuesto hace apenas tres meses.

Del acto participó su familia, el presidente, Gabriel Mansilla, y la comisión directiva del club, la conducción de los periodistas Adrián Noriega y Jorge Marinelli, y la presencia del principal ideólogo de la gestas por «una estatua para Damián», Cristian Ciro, más conocido como «Lombriz» tras sus apariciones televisivas en TyC. También estuvo el ex titular del «Gallo» y actual secretario de Obras Públicas del Municipio, Diego Spina.

El oriundo de Morteros, Córdoba, hizo inferiores en Newells, debutó en Argentino de Rosario (2000) y pasó por gran cantidad de clubes. Pero en Morón jugó 431 partidos, anotó 160 gritos y consiguió un ascenso en 2017. Después jugó poco, es cierto, pero ya era ídolo. Hoy trabaja para la Secretaría Técnica del club.