La Matanza: El Frente de Todos aprobó un Presupuesto insólito, que conlleva una caída del 60% respecto al 2022

Con el voto del Frente de Todos, el Concejo Deliberante de La Matanza aprobó ayer el Presupuesto municipal para el 2023, estimado en casi 60 mil millones de pesos. Esto es menos, incluso, de lo que se había presupuestado para el corriente año e implicaría un ajuste real del 60%, en relación al ejecutado final. Por supuesto, los bloques opositores del universo Juntos por el Cambio y el FIT emitieron un voto negativo.

“Sentimos un respaldo para la proyección de cálculos y recursos que hacemos desde el Ejecutivo para el año próximo. Esto nos permite arrancar desde el 2 de enero con la tranquilidad de contar con nuevos créditos presupuestarios acordes a la realidad del Distrito y las necesidades de la gestión”, argumentó el secretario de Hacienda, Marcelo Giampaoli, al portal El1Digital, consumada la sanción, en la última sesión del año.

Claro que el oficialismo hizo valer su mayoría, aunque sin precisar el porqué de semejante ajuste, en un año electoral. Para la oposición, se busca discrecionalidad ante un cálculo de recursos subestimado como nunca. Aunque también puede haber recortes reales. Por ahora, las denuncias de JxC de una estrafalaria estafa en el cálculo de la coparticipación (a raíz de los errores del Censo 2009) no han tenido al momento consecuencias judiciales o políticas. El Municipio tiene un plazo fijo que representa casi la mitad del gasto anual.

Como hicieron todos los oficialismos locales, la inflación estimada para el 2023 es la que publicó el Gobierno: 60%. Lo cual indicaría, de mínima, un aumento nominal de ese esos mismos dígitos para el año venidero. Sin embargo, el Presupuesto aprobado este miércoles cae un 32.8% respecto del sancionado en 2021.

«El proyecto prevé una recaudación menor en términos nominales en todos los rubros. Esto es especialmente llamativo en un contexto inflacionario. Si el municipio utiliza una previsión de inflación del 60% para el 2023, en línea con el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial, se prevén las siguientes reducciones: Caída nominal del 6,8% y real del 41,7% en recursos de la coparticipación, del 18,4% y real del 49% en tasas. Caída nominal del 88,5% y real del 92,8% en rentas de la propiedad. Caída nominal del 20,7% y real del 50,4% en transferencias. Caída nominal del 56,7% y real del 72,9% en disminución
de activos financieros», resumieron en un crítico informe que lleva las firmas de los concejales de JxC: Héctor Flores, Mirta Redes, Laura Greco, Mirta Ferreira, Jorge Lampa, Guido Goluscio y Eduardo «Lalo» Creus.

La izquierda tampoco ahorró críticas: “Es un dibujo, para después direccionar recursos según las necesidades del Ejecutivo», describió Juan Romero (PO). «No podemos acompañar semejante ajuste con este cuadro social. Este año los ingresos superan los 89 mil millones. Sólo por inercia inflacionaria el Presupuesto 2023 debería ser el doble. Entonces va a haber recortes reales», explicó el edil a Mpquatro radio.

Por otra parte, consideró que este año «los niveles de sub-ejecución son escandalosos: En Educación ingresaron 4200 millones de pesos (incluido el Fondo de Infraestructura escolar que envía la Provincia) y se ejecutó la mitad. Por esos este año se hicieron dos jardines provinciales, cuando podrían haber hecho 20».

Glifosato

Por otra parte, el HCD aprobó por unanimidad una ordenanza que limita el uso de glifosato y otros pesticidas en el distrito. El proyecto, consensuado con el Ejecutivo para poner distancia con las zonas urbanas, surgió a partir de las asambleas realizadas por organizaciones como la Asamblea de Vecinos Envenenados de Virrey del Pino, donde además vienen de una larga lucha contra las chimeneas de Klaukol.

Los concejales del FIT, Romerio y Natalia Hernández (PTS) presentaron la ordenanza y movilizaron a su vez para celebrar la aprobación, junto con la diputada nacional Romina del Plá y el bonaerense Guillermo Kane.

«La regulación significa un avance fundamental en la lucha contra las fumigaciones con agrotóxicos y en la defensa de la salud y el ambiente», indicó Romero. Y explicó: «La ordenanza establece una serie de parámetros, como que haya 1100 metros con escuelas, viviendas y dependencias con las zonas de uso de pesticidas. Nosotros planteamos más de 3 mil. Pero creemos que es un avance ante la lucha por el medio ambiente».