Milei recluta a viejos conocidos y a empresarios cercanos al oficialismo para hacer pie en la Zona Oeste del Conurbano

La irrupción del diputado libertario Javier Milei amenaza con romper la polarización a nivel nacional y, sin embargo, ante la falta de un armado territorial podría garantizar más colectoras al aceitado engranaje político de los intendentes del Conurbano, que juegan de manual a la hora de colocar escaños en listas ajenas.

Algunos candidatos, incluso, parecerían ser llamados al corte de boleta local. Lo cierto es que, a poco de arrancar el año electoral, los primeros libertarios parecen desplazados por viejos conocidos y billeteras de campaña.

Uno de los casos más resonantes es Morón, donde el empresario inmobiliario y productor teatral Ariel Diwan acaba de lanzarse como precandidato a intendente de Libertad Avanza, de la misma manera que lo hizo hace dos años por Juntos por el Cambio, cuando presentó su propia lista para las PASO (línea F Manes).

Con ese fin se había afiliado a la UCR, con respaldo del senador Martín Lousteau, aunque encontró una fuerte resistencia en las autoridades partidarias de los socios de JxC, de los propios dirigentes locales de esa fuerza y de la Junta Electoral que, en definitiva, bajó la boleta que el propio Diwan encabezaba para concejal.

El productor utilizó los medios nacionales que mejor conoce para insertarse a la vida política y electoral, a la que renunció pronto, para reaparecer ahora como libertario, aún cuando reconoció haber votado por el FdT.

“La gente nos expresa su descontento contra los partidos tradicionales y se muestra muy optimista de que algo diferente va a venir. Le dicen a Milei que meta presos a los chorros y le piden que hable de economía con la confianza de que él puede arreglar los problemas que hoy nos atraviesan”, declaró el empresario.

Hace dos años, al menos tenía respaldo de un sector disidente del Tagliaferrismo. Hoy tiene como rival interno a un ex Tagliaferro como Cristian Martínez, quien el año pasado dejó el espacio del ex diputado Toti Flores (actualmente concejal de JxC La Matanza) para sumarse a los «libertarios» y ser el candidato en Morón.

Si bien tiene pantalla por su trabajo social, en la Sociedad de Fomento Federal del Oeste, hoy Martínez da pelea para que no lo pasen por arriba. En otros municipios esperan que la cúpula organice, aunque eso represente un desplazamiento. En definitiva, importan más las listas de concejales que de los candidatos a intendente.

Por eso, no sería extraño que aparezcan varios nombres conocidos para los oficialismos, que están más que acostumbrados a robar escaños de terceras fuerzas, tal como ocurrió con Rico, De Narváez, Lavagna, etc.

Un caso emblemático es Ituzaingó, donde el empresario Osvaldo Marasco, ex funcionario del intendente Alberto Descalzo, apareció de la nada como postulante de Milei. Algo que al incipiente armado local libertario no parece molestarle demasiado. Marasco jugó con De Narváez, Macri, Lavagna y cuando no pudo estar, trató de ubicar a su sobrino, para dirimir en internas las listas de fuerzas cuasi-opositoras al PJ local.

Hace algunas semanas abrió un local de su propiedad en Soler 449, donde hasta diciembre funcionaba la asociación filokirchnerista Horizonte Sur y, antes, funcionaron las sedes del Nuevo Encuentro y del ex concejal Roberto Altarrui, quien llegó al HCD por el massismo para luego intentar reelegir por Consenso Federal

“No hablamos de candidatos hasta abril, ahora es el momento de difundir las ideas e ir preparando la fiscalización“, afirmó Marasco a medios locales, sin tener hasta ahora una sociedad cierta con los libertarios Hugo Equiza y Juan Larralde, quienes oficiaban de armadores del espacio en Ituzaingó. Ambos empresarios.

La situación no es muy distinta en localidades vecinas. En Hurlingham, por ejemplo, aparecen como candidatos de los libertarios un peronista como Sandro Silva, quien supo ser jefe de campaña del ex intendente Luis Acuña y terminó enfrentado con los dirigentes de un sindicato municipal siempre ultra oficialista.

Otro que juega con Milei allí es el juez de faltas Rafael De Francesco, quien también paseó por varios espacios opositores, sin mucha suerte por cierto, como Consenso Federal, en 2019, y Vamos con Vos con 2021.

En Moreno se da un absurdo total: Uno de los armadores y posible candidato es Juan Vera, un militante peronista que cuenta con su propia fundación y organización vecinal, que pasó de ser precandidato del Frente de Todos en 2019 a ser el primer dirigente a quien visitó Milei, en noviembre, en su primera visita al distrito.