Llegó muerta al Hospital: Detienen a la mamá y a su pareja por el crimen de una nena de 2 años en Mariano Acosta

Una pareja de Mariano Acosta (Merlo) quedó detenida, acusada de asesinar a su beba de dos años a golpes, luego de que los médicos recibieran en la guardia al cadáver de la menor y realizaran una denuncia.

La muerte sucedió el martes de la semana pasada en José Ingenieros al 1200. El día posterior, la pareja formada por Milagros Torres (22) y Darío Eduardo Chamorro (26) se presentó en el Hospital Zonal General de Agudos Héroes de Malvinas con una bebé de dos años fallecida.

Según la madre, Milena murió de un golpe contra el suelo tras caerse de la cama por un descuido mientras cocinaba.

Sin embargo, en el hospital notaron que pese al relato de Milagros, la nena tenía golpes y hematomas en una de sus piernas y en la zona del abdomen.

Por eso, decidieron llamar a la Policía que retuvo a la pareja y la fiscal de la Unidad Funcional N°8, Adriana Suárez Corripio ordenó una autopsia con el objetivo de dilucidar si efectivamente murió por un simple golpe o había algo más detrás. Bajo la carátula de “Averiguación de causales de muerte”, se abrió una causa contra ambos.

Es así que los resultados del estudio indicaron que la menor fue golpeada el martes y tardó 24 horas en morir por el sangrado interno de una laceración en el hígado. Además la nena tenía claras lesiones en la cabeza, en el abdomen, y en la pierna.

Torres y Chamorro se negaron a declarar ante la Fiscalía, que los había acusado a los dos del delito de homicidio agravado por el vínculo. La Justicia de Garantías, en cambio, le endilgó al padrastro el delito de homicidio simple cuando convalidó la detención.

Ahora se viralizó un video de Chamorro en una celda junto a, al menos, otros dos presos. En las imágenes grabadas con un celular por uno de sus compañeros de prisión, se lo ve a Chamorro sentado mientras lo obligan a comer unos fideos del piso.

“Este gato mató a una nenita de dos años, mató”, dice el hombre que graba, mientras le pega en la cabeza al detenido. Y le dice: “Dale, gato, comé. No te agarres la cara”. Otro hombre le dice: “Dale, comé. Comé porque te vamos a romper la cara. Ahora mirá el teléfono. Y mirá el celular y pedí perdón”. Finalmente, Chamorro mirá a la cámara y con la boca llena dice: “Perdón”. Por ahora no se sabe si será trasladado a otra comisaría.