Detuvieron a un empleado de seguridad privada, acusado de «marcar casas» que después eran asaltadas, en Haedo Sur

Un custodio de seguridad de una garita de Haedo Sur fue detenido en las últimas horas, acusado de marcar con un trozo de papel blanco las casas que estaban vacías para que delincuentes puedan ir a robar.

El detenido fue identificado por la Policía como Víctor Osvaldo Anriquez, quien estaba contratado por los propios vecinos. No obstante, a partir de algunos robos cometidos en el barrio empezaron a revisar las cámaras de seguridad particulares y se inició una investigación policial, en la que se estableció que el empleado de la garita pasaba por las casas y tiraba un papel blanco para señalar a aquellas que estaban deshabitadas.

De acuerdo a los voceros, esa señal era para una banda de ladrones que aprovechaba a cometer robos mediante la modalidad conocida como «escruche», que es cuando los propietarios están de viaje o por algún motivo se ausentan de las viviendas.

El arresto del garitero ocurrió cuando, tras un llamado el 911, personal Grupo Táctico de Operaciones de Morón se constituyó en una vivienda situada sobre la calle Alegría al 200, de Haedo, alertado por un robo.

En ese operativo, los policías constataron a llegar que se había tratado de una tentativa de robo y que los delincuentes habían huido, pero hallaron en el lugar un papel blanco de similares características a otro que había sido encontrado en otra vivienda del barrio, a unos 100 metros, sobre la calle Concordia.

También ese papel coincidía con otros que se vio dejar al sospechoso en distintas casas, lo que quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Por orden judicial, Anriquez fue detenido y trasladado a la comisaría 2da. de Haedo, perteneciente a la Jefatura Departamental de Morón.

Tomó intervención judicial en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Morón, que dispuso el secuestro de dos teléfonos celulares del acusado, uno particular y otro que usaría con las personas que trabaja.