28/05/2024

Informe semestral del INDEC: Casi la mitad de los habitantes del Conurbano Bonaerense es pobre

En el primer semestre del año la pobreza escaló al 47% en el Conurbano Bonaerense, de acuerdo al informe publicado esta tarde por el INDEC. En otras palabras, casi la mitad de los habitantes del GBA son pobres. El dato es mucho más aterrador si sólo se contaran los menores de 14 años. El organismo registró un índice del 40,1% promedio en el territorio nacional. Esto es 11,8 millones de ciudadanos por debajo de la línea de la pobreza, mientras que la indigencia saltó al 9,3% y alcanzó a 2,7 millones. El dato quedó viejo, ya que fue antes de la última devaluación y de una nueva escalada de precios que llevó al ministro candidato Sergio Massa a rebajar impuestos y otorgar bonos extraordinarios en las últimas semanas de campaña.

La pobreza se mide en base al promedio de ingresos por persona y por hogar, conforme la canasta básica de alimentos y familiar. A junio la Canasta Básica Total era de $232.427. Al último 15 de septiembre es de $284.686,95.

El número de pobres creció un 0,9% desde el segundo semestre del 2022, mientras que la indigencia tuvo un alza mayor del 1,2% en relación al último informe de Condiciones de Vida. En cuanto a los hogares, el índice informado hoy fue del 29,6%, similar al cierre del 2022; mientras que, en la indigencia, pasron del 6,2 al 6,8%.

Para el segundo semestre del 2022, último período relevado, el índice de pobreza alcanzaba al 39,2% y al 29,6% de los hogares, mientras que el índice de indigencia ubicó en 8,1% entre julio y diciembre del año pasado, tras los fuertes movimientos del dólar que se dieron por los cambios en el Ministerio de Economía.

Al tomar por edades, el porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años fue del 46,8% y entre 30 a 64 años del 35,4%. En la población de 65 años y más, el 13,2% se ubicó bajo la línea de la pobreza.

De los 31 aglomerados urbanos que releva el INDEC, el que mostró un porcentaje más alto de pobreza fue el Gran Resistencia, Chaco, donde el número se ubicó en 60,3%, lo que quiere decir que dos de cada tres habitantes son pobres en esa ciudad. Este número también se dispara si se habla de indigencia: el 18,8% de los relevados en Chaco por el INDEC están bajo esta línea, por lo que no llegan a completar las comidas diarias.

Concordia es el segundo punto del país más afectado con un 58,3% de pobreza mientras que la indigencia se ubicó en 18,1%.

Por su parte, el Conurbano bonaerense tuvo un 47% de pobres frente al 17,3 de la Ciudad de Buenos Aires y un 11,6% de indigentes contra el 5,4 que se registró en territorio porteño, lugar con los mejores números de todo el informe.

El noroeste del país, zona geográfica conformada por Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones, fue la región que también mostró un mayor índice con un 42% y un 10,6% de indigentes. Por su parte, la Patagonia fue donde menos se registró con un 33,2% y un 5,5% respectivamente.