19/06/2024

Caso Agustina Casco: «Necesitamos que la causa avance para que haya Justicia»

Familiares de Agustina Casco (21) se volvieron a reunir esta mañana con los fiscales de Morón, tras el rechazo de la causa por parte del Departamento Judicial de Quilmes, donde se suponía que debía ser girada para que se investigue si la joven oficial fallecida en noviembre pasado sufrió lesiones durante su entrenamiento en la escuela de la Policía Bonaerense «Juan Vucetich», adonde realizaba un curso para suboficiales.

El caso «pasó por cuatro fiscalías» en Morón. Y ahora se debate adónde continuará la instrucción. Tras una movilización a las puertas de la Fiscalía General, en Brown y Colón, la madre de la víctima se volvió a entrevistar con la fiscal Paula Salevsky (UFI 4), para consultar el estado de la investigación y reclamar por «avances».

«Ayer llegó un informe con el rechazo de Quilmes. Consideran que no hay que investigar porque de acuerdo al informe forense no existió trauma alguno en el cuerpo de Agustina. Ahora en el juzgado se está debatiendo un tema de competencia. También hablaron con el Fiscal General», confió una fuente familiar.

La querella sigue a la espera no sólo de un peritaje imparcial, sino también de la recolección de pruebas que se ha solicitado a la Fiscalía. «No nos dio respuestas certeras del estado de la causa. Tampoco preservaron el cuerpo de Agustina. No tenemos las pericias del teléfono celular. Necesitamos que la causa avance y el apoyo de todos para que haya Justicia para Agustina», comunicó la familia en las redes sociales.

El encuentro, sólo con la madre de Agustina, terminó en la Fiscalía General. Hace un mes, la familia también difundió mensajes de otras mujeres que cursan en la escuela de la Policía y denuncian malos tratos. El tema llegó hasta la Secretaría de DDHH de Nación, que pidió un informe a la Justicia de Morón, pero sin intervención directa. Hasta ahora no hubo una sola palabra de referentes de organismos de la Provincia.

«Estamos cansados de que jueguen con el dolor y la vulnerabilidad de la familia que nos tomen el pelo, vamos a seguir luchando y pidiendo justicia las veces que sea necesaria necesitamos que la Fiscal haga su trabajo y la causa empiece a avanzar», rezan los familiares de Casco en la cuenta de Instagram que sigue el caso.

Agustina murió el 23 de noviembre en la Clínica de Merlo, una semana después de empezar su franco. Al llegar a su casa de Ituzaingó adujo un malestar general. Luego se conocieron imágenes de hematomas en el cuerpo.

El dolor se agudizó el sábado 18 de noviembre, por lo que la ayudante de suboficial fue llevada de urgencia al Hospital de Ituzaingó, donde le diagnosticaron un cuadro de “abdomen agudo, anemia aguda y líquido alojado en la cavidad abdominal”. Allí quedó en observación, pero luego fue derivada al Hospital provincial.

Claudia aseguró que a su hija “la dejaron morir” porque no le dieron asistencia médica después de la práctica de esposamiento a la que la sometieron. Y cree que eso le habría costado la vida a la joven cadeta.

“La Justicia solo se lavó las manos y nos patean la causa de un lado al otro. No se quieren hacer cargo”, se queja.