19/05/2024

Vestidos como policías: Simularon un allanamiento y asaltaron una joyería en el centro de San Justo

Dos delincuentes armados y vestidos como agentes de la Policía Federal Argentina (PFA) simularon un allanamiento en una joyería del centro comercial de San Justo, partido de La Matanza, donde redujeron a tres empleadas y se dieron a la fuga después de robar varios objetos de valor, informaron hoy fuentes judiciales.

El robo ocurrió este jueves, minutos antes de las 7 de la mañana. Según explicaron las fuentes a Télam, dos delincuentes armados ingresaron al local donde simularon un allanamiento vestidos de policías de la PFA.

Dentro de la joyería, que recién estaba abriendo sus puertas, había tres empleadas que rápidamente fueron reducidas, llevadas a un cuarto ubicado al fondo del negocio y obligadas a darles todas las pertenencias.

El hecho quedó registrado en varias cámaras de seguridad de la joyería, en las cuales se observaron cómo los delincuentes vestidos con la campera azul y las siglas PFA que caracterizan a la fuerza de seguridad federal ingresaron al local armados.

Uno de los delincuentes tenía un papel en sus manos, con el cual se cree que simuló un allanamiento, y un bolso negro.

En tanto, las mujeres fueron retenidas en una oficina, donde uno de los delincuentes retira la CPU de una computadora y envía mensajes a través de su teléfono celular.

Tras 120 segundos, los delincuentes huyeron del local con varias joyas y objetos de valor que había en el lugar.

El hecho quedó registrado en varias cámaras de seguridad de la joyería, en las cuales se observaron cómo los delincuentes vestidos con la campera azul y las siglas PFA ingresaron al local armados.

Pablo, el dueño de la joyería, lamentó las pérdidas: «No nos aseguran a las joyerías, obviamente por los montos, entonces lo que nosotros tratamos de hacer es tener alguien que nos cuide en la puerta, que nos proteja», señaló.

El hombre agregó: «No puedo calcular cuánto perdimos, estamos hablando de oro, de joyas, es mucho». El joyero señaló que seguramente esas joyas «no las vuelvan a vender o se venden en otros lugares, o se funden, se hacen lingotes, y se van para afuera».

Un vocero judicial le confirmó a esta Agencia que el dueño del local ya puso a disposición de la Justicia las imágenes captadas por la cámara de seguridad.