19/06/2024

Abuso sexual: Piden confirmar procesamiento, para llevar a juicio oral al intendente Espinoza

El fiscal general de la Cámara del Crimen, Mauricio Viera, solicitó hoy que el tribunal confirme el procesamiento del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, por el presunto abuso sexual cometido contra su secretaria privada, Melody Raskaukas. De esta manera, el fiscal busca que Espinoza sea enviado a juicio oral.

Según trascendió, el funcionario ya presentó su dictamen en la Sala VII de la Cámara, integrada por los jueces Juan Cicciaro, Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Pinto, quienes tendrán que hacerse cargo de la causa.

Además, desde la fiscalía remarcaron que en delitos sexuales la ley establece un criterio amplio para analizar la prueba porque se trata de hechos que ocurrieron en la intimidad y sin testigos. En este sentido, Viera aseguró que los argumentos de Espinoza no son suficientes para revertir el procesamiento.

Sin dudas, la causa más grave que debe afrontar el todavía funcionario es por abuso sexual, luego de que fuera acusado de haber sometido por la fuerza a «tocamientos impúdicos» a una secretaria privada, en 2021. Además, fue procesado por «desobediencia», ya que se desentendió de una orden que había enviado la Justicia, y que tenía que ver con que Espinoza no contactara a la víctima.

Lejos de acatar esa orden, Espinoza intentó convencer a la mujer de retirar la denuncia, algo que también hizo una expareja de ella, posiblemente por pedido del propio funcionario.

El fallo judicial se apoyó, sobre todo, en el testimonio de la exsecretaria, que dijo que cuando comenzó a trabajar en la secretaría privada de Espinoza, en abril de 2021, él le dijo que precisaba ir a su casa «para conversar cuestiones de trabajo».

Esto ocurrió en tres oportunidades, según consta en el expediente, y en la última, el 10 de mayo de 2021, a Espinoza se lo acusó de sacarse los pantalones, avanzar con violencia sobre ella y la manosearla. Este hecho provocó -afirma la mujer en su relato- resistencia de su parte y el enojo del funcionario ante la negativa.

La Justicia logró comprobar que Espinoza efectivamente estuvo al menos en las inmediaciones del domicilio de la denunciante, algo que fue posible gracias a los registros de las antenas de telefonía celular.

A esto se le sumó un peritaje peritaje psicológico y el testimonio de la terapeuta de la mujer, con lo que se determinó el procesamiento de Espinoza.

La jueza Galetti entiende que estos elementos no son suficientes para acreditar los hechos que se denunciaron, aunque sí los entendió como indicios para avanzar con la causa.

Dentro de lo analizado por la Justicia aparece también una grabación que realizó la propia denunciante. «Los dichos de la denunciante -dijo la jueza- además de no ofrecer reparos en orden a su credibilidad, cobran mayor relevancia no solo a partir de la prueba recolectada, sino también con el material que ella misma aportó y se encuentra incorporado digitalmente a la causa».

Tras negarlo en varias ocasiones, Espinoza admitió haber estado en la casa de la denunciante la noche que ella dice que fue abusada por él, aunque mantiene su postura respecto de que fue por motivos laborales, y niega las acusaciones en su contra.

La denunciante, que hoy tiene 35 años, vive desde 2022 en La Florida, Estados Unidos, según consta en la causa. Su expareja, un hombre muy cercano a Espinoza, le pagó el pasaje para que dejara el país, según él mismo relató en la Justicia.

El intendente declaró en la causa el 30 de abril pasado, de manera remota y el análisis de la jueza determinó que no sirvió para desvirtuar la acusación en su contra. La magistrada consideró el descargo del imputado como «un vano intento de mejorar su comprometida situación procesal».

«El relato de la víctima asegurando haber sufrido esos tocamientos impúdicos sobre su cuerpo sin autorización se encuentra respaldado con las conclusiones de los especialistas en la materia que la entrevistaron durante el desarrollo de la pesquisa dando cuenta de los efectos producidos en ella a partir de lo ocurrido», afirmó la jueza.

Espinoza gobierna el distrito de mayor peso electoral de la provincia de Buenos Aires desde hace tiempo. Primero lo hizo entre 2007 y 2015 de forma ininterrumpida y, tras cuatro años de Verónica Magario en ese puesto, volvió en 2019. Incluso, el año pasado logró su reelección.

Defensa y ataque

Este lunes, mientras continúa la causa contra Fernando Espinoza, la Municipalidad de La Matanza denunció por lavado de dinero y espionaje ilegal a Melody Rakauskas, la mujer que lo acusó por abuso sexual.

De acuerdo al documento presentado por el municipio ante el Juzgado 7 del juez Sebastián Casanello, la denuncia surge “por las mismas evidencias encontradas tras la denuncia que hiciera Rakaukas en contra del intendente”.

La denuncia se basó en las pruebas que fueron halladas en la computadora de la mujer en la que “había más de 18 mil archivos de la oficina privada del intendente” y en los gastos que Rakauskas muestra en sus redes sociales desde 2021 hasta la actualidad.

Sin embargo, la mujer que denunció a Espinoza había dicho públicamente que “lo poco que tenía de ahorros, lo tuve que utilizar para sobrevivir desde el 2021 hasta la fecha”.

El recurso penal indicó que Rakauskas entró a la casilla de mails de la secretaría privada de La Matanza y “guardó/sustrajo en su computadora indebidamente y sin autorización un total de 18668 correos electrónicos”.

La Municipalidad de La Matanza, además acusó que la exsecretaria privada llevaba un estilo de vida lujoso que se contradice con su declaración en la causa por abuso sexual, en la que había asegurado no tener ingresos.

Dicho recurso presentado por La Matanza se conoció después de que el fiscal que investiga a Fernando Espinoza en la causa por abuso sexual pidiera a la Sala VII de la Cámara del Crimen que confirmara el procesamiento y en caso de ser así, pasara a la etapa de juicio oral.