19/06/2024

Sin acuerdo por paritarias, el sindicato de la Sanidad realiza paros en sanatorios y clínicas privadas

Tras el fracaso de un acuerdo paritario en la rama de clínicas y sanatorios privados la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) ratificó un plan de lucha con ceses de actividades de distinto alcance, según la delegación, y hasta amenaza con profundizar las medidas de fuerza.

El gremio que lidera Héctor Daer cargó contra la representación empresarial, afirmando que «a pesar de nuestra firmeza, no hemos logrado conmover la irresponsable posición de las Cámaras para firmar un acuerdo».

Asimismo, subrayó que, si bien «la potencia y el acatamiento de las asambleas y los paros realizados en todo el país nos ha permitido volver a la mesa de negociaciones», no se logró arribar a un acuerdo con las patronales.

El plan de lucha afecta a todos los establecimientos del sector asistencial privados, que además de clínicas, sanatorios y hospitales, nuclea a geriátricos, laboratorios clínicos y rayos, emergencias médicas, internación domiciliaria, entre otros servicios.

Las protestas comenzaron este lunes y continuaron el martes con asambleas en los lugares de trabajadores, mientras que el miércoles empezaron los ceses de actividades de 2 horas por turno; el jueves de 3 horas y el viernes de 4 horas por turno.

En el caso de ATSA Hurlingham, que nuclea a clínicas de la región Oeste, se plantó un paro de 12 horas, de 8 a 20, este mismos viernes. Además, su secretario, Víctor D’Andrea organizó una marcha desde la Plaza de Morón hasta su sede de Casullo 261. En el camino estuvo acompañado por concejales, dirigentes de la CGT Regional (Camioneros, Gastronómicos y Comercio) y por el ministro de Trabajo de la Provincia Walter D’ Andrea. Coincidió la jornada con la presentación de la «Mesa por la Alimentación Digna», que organizó Cáritas Morón, y que contó con el respaldo de los gobiernos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó.

FATSA anunció que fue convocada junto con la representación gremial para el martes 28 de mayo, a una audiencia a instancias de la secretaría de Trabajo que encabeza Julio Cordero, para continuar con la negociación y tratar de solucionar el conflicto.

Por su parte, la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados (ADECRA) detalló que el sector «está en emergencia» y reconoció que «tenemos vencida una paritaria desde hace un mes y medio» ya que no pudieron llegar a ningún entendimiento con la organización sindical.

El titular de ADECRA, Jorge Cherro, expresó que el sector «está en emergencia» lo que les complica cerrar un acuerdo con el gremio y ratificó que la paritaria no se resolvió porque «no tenemos los recursos». Agregó que «algunos aumentos que teníamos asegurados para abril se congelaron», -en relación a la decisión del Gobierno de frenar los incrementos en las cuotas de las prepagas- por lo que esta situación condujo a que se lleven a cabo acciones de protesta de la FATSA.

Cherro advirtió que también se ven afectados por la suba de tarifas y consideró como «desprolijo» el DNU 70/2023 en el que se desregulan las cuotas de la medicina privada, la cual debió hacerse de manera «más ordenada», para evitar la reciente marcha atrás que dio el Ejecutivo para retrotraer los aumentos en las cuotas, congelar el precio y exigir la devolución del dinero a los beneficiarios.

En un contundente documento, la FATSA planteó que «nuestros salarios han perdido dramáticamente su poder de compra y los empresarios del sector se niegan sistemáticamente a otorgar los aumentos que reclamamos desde hace meses. ¡No tienen vergüenza!».

Según indicó, la negativa de las empresas se sostiene, «detrás del falso y vergonzoso argumento de ‘no tenemos plata’», por lo que la entidad recordó que no son «responsables de esta situación y no aceptaremos salarios cuyo poder de compra se encuentra absolutamente deteriorado».

La entidad repudió la actitud de los directivos de ADECRA por la falta de respuestas en «las innumerables reuniones paritarias que no han servido para conmover la intransigencia irresponsable de los representantes patronales».

Asimismo, detalló que «los empresarios deben asumir su responsabilidad y pagar salarios acordes a la importancia de la tarea que desempeñamos. No vamos a tolerar salarios congelados y sin aumentos desde el mes de marzo». Indicó que «no podemos seguir trabajando sin mejorar nuestros ingresos, todo tiene un límite. Hace tiempo que les advertimos que Sin Salarios no hay Salud».