16/04/2024

Todavía no abrió la inscripción para los vouchers y vuelven a autorizar aumentos en las escuelas privadas

Los gobiernos de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires autorizaron una adecuación arancelaria para los servicios educativos que prestan los colegios de gestión privada que reciben subvención estatal, a partir de abril.

De acuerdo con las respectivas resoluciones los institutos de enseñanza privada de la provincia de Buenos Aires podrán aplicar la próxima semana un aumento del 4,7%, mientras que en CABA rondaría un 9% en promedio.

Esto ocurre luego de la actualización del 50% de diciembre a marzo, y de casi el 200% en los últimos doce meses. Hace una semana, el Gobierno nacional había lanzado el programa de vouchers para ayudar el pago de las cuotas, pero la inscripción abre recién el martes y, en principio, por tres meses, con un monto máximo de 51 mil pesos por mes, para alumnos de escuelas que no superen esa cifra para el programa oficial.

La «ayuda» equivale, en el mejor de los casos, al 50% de la matrícula, aunque depende de cada escuela cuánto se informe ahora. El comunicado oficial de la Casa Rosada dejaba afuera a escuelas que superaban el 75% de subvención estatal en cuanto a salario docente, pero la mayoría en PBA reciben entre un 20 y y 100%.

Aún en esos segmentos la cuota va en aumento, debido a otros gastos, como seguros, mantenimiento, «material pedagógico» y materias extracurriculares. Sin contar, claro, a escuelas bilingües o de jornada completa, que no sólo están muy por encima de la media sino que tampoco cuenta con una subvención estatal.

Matrícula vs salarios

La decisión se conoció luego del pedido formulado por la Asociación de Institutos de Enseñanza Privados Buenos Aires (AIEPBA) «en función de los incrementos de los costosos operativos que registraron los centros de enseñanza y para garantizar la prestación de los servicios educativos de calidad», informó la entidad.

“Otra vez resulta un incremento menor al índice de precios al consumidor previsto para el mes que termina. Esa diferencia la vamos a absorber desde las instituciones con el objetivo de facilitar a las familias la continuidad dentro del sistema”, declaró el secretario ejecutivo de AIEPBA, Martín Zurita.

Aclaró que “en las últimas semanas los administradores de los centros educativos han tenido que afrontar fuertes subas en los gastos fijos y operativos de las entidades».

«Además de solventar los altos incrementos salariales de los auxiliares y de los docentes a cargo de las áreas no curriculares. No obstante, el sistema de enseñanza privada seguirá haciendo el esfuerzo para mantener en pie los servicios que alcanzan a más del 30% de todo el sistema educativo”, agregó Zurita.

En la Provincia funcionan alrededor de 4.800 colegios privados que reciben subvención del Estado para pagar parte de los sueldos docentes. En la Capital Federal son unas 400 instituciones educativas y casi el 50% de la matrícula de esa jurisdicción asiste al sistema privado.

“Sabemos que resulta complicado y un gran esfuerzo para la comunidad de padres sostener en muchos casos el pago de los incrementos, pero es necesario adaptar los ingresos de las entidades a los aumentos constantes en todas las variables económicas”, dijo el secretario ejecutivo de AIEPBA.

La notificación del nuevo cuadro arancelario será informada a las familias en los próximos días sobre los montos que corresponderá abonar a partir del mes de abril.