25/05/2024

Amenazaron a los hijos: Terrible entradera en la casa de un médico legista, en Castelar Norte

Dos hermanos mellizos de 19 años, hijos de un médico legista, fueron asaltados por delincuentes que los interceptaron cuando estaban en la puerta de su casa de Castelar Norte, junto a dos trabajadores que arreglaban el portón de entrada. Los encerraron en un vestidor parar llevarse dinero, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer a la tarde en una casa situada en Machado 3510 (Morón), cuando los dos hermanos estudiantes de Derecho y dos trabajadores que arreglaban el portón corredizo de la vivienda fueron sorprendidos por ladrones que bajaron de una camioneta que estacionaron a unos cincuenta metros del lugar.

Los asaltantes los amenazaron a los cuatro para que entraran a la casa, donde los redujeron junto a otra hermana de los mellizos.

Según contaron luego las víctimas, un delincuente le decía a uno de los mellizos «dame los dólares que tienen tus viejos», mientras lo golpeaba y lo llevaba a los empujones hasta la caja fuerte que la familia posee en la habitación matrimonial.

«Nosotros tenemos como protocolo de cuidado dejar la caja fuerte abierta y con algunos dólares por las dudas si pasa esto, y bueno, nos pasó a nosotros lo que vemos a diario en todos lados», dijo a Télam Pablo, padre de los hermanos asaltados.

«Los ladrones estaban con armas calibre 9 milímetros y tenían barbijos colocados. Todos eran violentos, hasta los hicieron tirar al piso boca abajo. Los golpearon a todos y se llevaron en cinco minutos lo que había en la casa», agregó el hombre.

«Una vez cometido el robo, dejaron a todos encerrados en uno de los vestidores y se fueron en la camioneta en la que habían llegado. Uno de mis hijos me llamó con la computadora y a los gritos me dijo ´vení papá que nos robaron´, y mi mujer, que estaba conmigo, llamó al 911. En el camino ya teníamos a cuatro patrulleros detrás nuestro. Por suerte ellos están bien», concluyó Pablo.

La causa se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Investigaciones (UFI) 1 de Morón, que caratuló el caso como «robo agravado» y dispuso diversas medidas con el fin de atrapar a los asaltantes.