01/03/2024

Castelar Norte: Vecinos marcharon contra la inseguridad, tras el crimen de Lucrecia Arias

Vecinos de Castelar marcharon este lunes para pedir por seguridad y Justicia, a cuatro días del crimen de María Lucrecia Arias (51), asesinada el jueves pasado de un disparo a quemarropa en un intento de robo automotor. La protestas enfocaron hacia el poder político y la Comisaría de Morón 7°, ubicada en Alem al 2700.

“Basta de impunidad e injusticia. Todos somos Lucrecia Arias”, se leía en uno de los carteles levantados en la esquina de Arias y Carlos Casares, estación norte de Castelar. “[Axel] Kicillof y (Lucas] Ghi, si no hacen nada, son cómplices”, decía otro. “Cada vez más ataques, robos y muertes. Castelar, tierra de nadie”, se quejaban.

A la marcha se sumaron familiares, compañeros y amigos del cirujano Juan Carlos Cruz, asesinado en agosto del año pasado en Lanús al 3500, Morón Sur, cuando estaba estacionado frente a la casa de su madre. Por el caso hay tres adolescentes detenidos. Pero su familia brama porque ese juicio «se sigue posponiendo».

«Es un dolor tan grande, una muerte tan absurda, para no robarle nada. Rompieron una familia. Todos los compañeros de la empresa llorando. Acá toda la gente que la quiere se convocó por ella», destacaba otra manifestante.

Lucrecia estacionaba su Volkswagen Suran, pasadas las 23 del pasado jueves, cuando ladrones a bordo de un Peugeot 208 negro la asaltaron. Instaron a ella y a su hija, que estaba en el asiento de acompañante, a descender del auto. Su hija pudo hacerlo rápidamente, pero a Lucrecia se le trabó el cinturón de seguridad y nunca pudo dejar su asiento: la mataron de un tiro en el pecho y escaparon sin concretar el asalto.

Durante el fin de semana, la Unidad de Instrucción Fiscal 7 de Morón dispuso que, tras la autopsia, se entregara el cuerpo de la víctima a su familia. A su vez, el fiscal Matías Rapazzo trabaja en la búsqueda de los sospechosos. Hasta el momento no se sabe con certeza la cantidad exacta ni la identidad de los ladrones.

A las pocas horas del crimen, la Policía encontró el Peugeot 208 en el que se movilizaban por el barrio los asaltantes en Fuerte Apache, a unos diez kilómetros del lugar del hecho, con el interior quemado y otros destrozos.

Ese auto tenía pedido de captura desde el 15 de enero, cuando fue robado en San Martín. Como fue quemado por los ladrones, los peritajes que la fiscalía dispuso no pudieron dar con evidencia que ayude a identificarlos; pero sí se pudo recabar evidencia del auto de la víctima. Sobre esas pistas trabaja la UFI 7 de Morón.

«No sé resistió al asalto. Era una gran persona, gran mamá, querida por todos. Pedimos justicia», sostuvo ayer una amiga de la víctima durante la marcha: «Siento que hay ausencia del Estado, mientras lloramos la perdida los asesinos están libres caminando por las calles». Los vecinos también se manifestaron frente a la Seccional de Morón 7ma. «¿Castelar es zona liberada?»¡Queremos saber!», gritaban a la espera de una respuesta.

La convocatoria fue acompañada por la Cámara Comercial e Industrial de Castelar, que publicó en sus redes:

«Frente a la convocatoria de los vecinos, los Comerciantes y la Cámara de Comercio, acompañaron el pedido de seguridad para las autoridades correspondientes.
Se reunieron al rededor de 2500 personas, en Carlos Casares y Arias, esquina estratégica de Castelar Norte, bajo la cámara municipal, con el pedido de justicia por todas las víctimas de la inseguridad.
Personas de Castelar, Ituzaingó, Morón , estuvieron presentes, bajo la cautelosa mirada de policías que estaban de particular.
Con muchísimo respeto a tantas memorias, todo fue pacífico y emotivo, coreando «Seguridad» y hasta el canto de nuestro Himno Nacional Argentino.
«