23/02/2024

San Justo: Padre e hijo fueron asaltados en el mismo lugar, con horas de diferencia

Una familia sufrió dos robos de vehículos, con apenas dos horas de diferencia, frente a una casa de San Justo. Padre e hijo fueron asaltados a punta de pistola. Y denunciaron que también sufrieron «malos tratos» en la Comisaría, adonde fueron a radicar la denuncia.

El primer hecho ocurrió en la medianoche de ayer, cuando el padre de la familia regresaba a su hogar y fue sorprendido por motochorros que le arrebataron su automóvil a punta de pistola. La víctima procedió a radicar una denuncia en la comisaría local.

Sin embargo, dos horas después, cerca de las 2 de la madrugada, el hijo del hombre asaltado llegó a la casa para brindar consuelo a su padre y también fue abordado por delincuentes que se movilizaban en otro auto y dispararon para amedrentarlo.

Por eso, esta mañana, vecinos salieron a la vereda para exigir medidas urgentes de seguridad. «Lamentablemente ya estamos acostumbrados a los robos y tenemos que estar siempre mirando para todos lados», lamentó uno de los vecinos afectados por la ola de asaltos.

El padre de la familia, Alejandro, relató el terror que vivió durante el primer asalto: «Yo estaba bajando de mi auto, me aparecen dos en una moto y directamente me apuntan en la cabeza. Lo único que repetían era: ‘te mato, te mato, te mato’. Yo les decía: ‘ahí tienen todo, agarren todo y váyanse por favor’».

Su esposa, Andrea, no pudo contener las lágrimas al recordar el segundo asalto y el intento de robo a su hijo: “Cuando vi que llegaba y un auto comenzó a encerrarlo ya sabía que le iban a robar. Lo primero que hicieron fue tirarle un tiro, no hay sentimientos para eso, no te puedo explicar lo que sentí. Fue terrible”.

“Sentimos mucha angustia y miedo. Da impotencia ver que La Matanza no avanza, que la Provincia tampoco, que nadie se hace cargo. No se quieren tomar decisiones en beneficio del pueblo. Todo es por el poder, nada más para sostener y mantener el poder. No me importa el partido político que sea, me importa el cuidado que nos tengamos a nosotros, el pueblo. Queremos que la gente esté bien, pueda salir, pueda vivir tranquilamente, que nuestros hijos salgan a la calle sin tener miedo a que los maten. Creo que nos merecemos vivir bien, somos toda gente de trabajo”, concluyó Andrea.