01/03/2024

Villa Luzuriaga: Policía de civil mató a un ladrón que intentó robarle su auto

Un suboficial de la Policía Federal, vestido de civil, mató hoy de un balazo a uno de los delincuentes que lo interceptaron cuando sacaba el auto de su casa junto a su esposa (perteneciente a la misma fuerza) en Villa Luzuriaga.

El hecho ocurrió minutos antes de las 6 de la mañana, en Guido Spano y Mocoretá (La Matanza), cuando la pareja fue abordada por tres ladrones que llegaron a bordo de un Fiat Uno de color verde.

El policía, que cerraba el portón del garaje, al advertir la maniobra, se identificó y extrajo su arma reglamentaria. Según su versión, disparó dos veces en respuesta a los tiros que realizaron los asaltantes.

Uno de los proyectiles impactó en el hombro derecho de uno de los ladrones y el segundo lo rozó. Cayó herido y murió en el lugar. Aunque aún no están los resultados de la autopsia, que se hará en Lomas de Zamora. En la escena, los peritos encontraron un arma de fuego de utilería.

El fiscal Adrián Arribas, de turno en el Ministerio Público de La Matanza, se trasladó al lugar para supervisar las pericias y tomar declaración a la pareja policías. Deberá determinar si se trató de un caso de legítima defensa.

De acuerdo a la información, en el momento en el que fueron asaltados ambos policías estaban de civil y franco de servicio.

En tanto, una cámara de seguridad de un vecino registró el momento en el que la pareja de policías sacaba el auto del garaje. Las imágenes muestran al federal bajarse para cerrar el portón. En ese momento, se aproxima un vehículo que había pasado instantes y que dio la vuelta en U para regresar e interceptar a las víctimas.

Aunque las imágenes registradas por la cámara aparecen lejanas, de todos modos se puede visualizar el momento en el que uno de los ladrones, abre la puerta del auto, sale y se abalanza contra el policía, que da unos pasos atrás y dispara.

Por su lado, el delincuente herido intenta subir al vehículo en el que había llegado, pero no lo logra. Sus cómplices aceleran y escapan a toda velocidad, mientras él escapa a la carrera, pero no llega muy lejos: cae a los pocos metros donde, finalmente, muere.

El hecho ocurrió a tres cuadras del sitio donde, la noche del martes, delincuentes armados asaltaron a una familia y le robaron el auto con una beba de tres meses a bordo.

Ese episodio sucedió en frente a una casa situada en la calle Garibaldi al 4000 y los asaltantes, al advertir que la beba estaba en el auto robado, detuvieron la marcha y la arrojaron con la sillita al asfalto.

La beba fue inmediatamente rescatada por sus padres y se encuentra ilesa. ”Fue todo de terror, solo recordarlo. Empecé a gritar por mi beba. Ella estaba en el asiento de atrás con la sillita como corresponde”, contó la madre de la beba a TN.

”Me volvió el alma al cuerpo por cuando vi que me bajan a la nena. Mis otros dos hijos ya estaban abajo y mi nene estaba entrando al gato”, añadió Lorena, quien recordó que en ningún momento vio llegar a los delincuentes hasta que los increparon armados y a los gritos.

”Yo sólo gritaba por mi bebita que había quedado en la parte trasera. El auto no me importaba, sólo quería que bajaran a la beba”, cerró. La investigación también se encuentra a cargo del fiscal Arribas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 de La Matanza.