21/06/2024

Gremios de la CGT, CTA y organizaciones sociales marcharon a Tribunales contra el DNU de Milei

La CGT y las dos CTA, junto a organizaciones sociales y gremiales, realizaron este miércoles una masiva marcha al Palacio de Tribunales, en rechazo del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de desregulación de la economía y en apoyo a las presentaciones judiciales que buscan su inconstitucionalidad, y advirtieron sobre la «feroz reforma laboral regresiva» que incluye la norma, con medidas «arbitrarias, anticonstitucionales y lesivas de un vasto número de derechos civiles, comerciales y sociales».

Así lo afirmaron en un documento titulado “Somos trabajadores, no somos la casta” que una locutora leyó sobre un escenario montado en Plaza Lavalle, mientras los titulares de la CGT, Héctor Daer y Pablo Moyano, dijeron a la prensa que «hay que voltear» el DNU «en la política, en la justicia y en las calles» y ratificaron que el comité central confederal de esa central obrera, que se reúne este jueves, analizará la posibilidad de convocar a un plan de lucha, que podría incluir un paro general.

En la marcha estuvieron gremios y organizaciones de la Zona Oeste, como la CGT Regional Morón y la CTA de los Trabajadores (Yasky). El triunvirato que lidera la Central Obrera Regional está compuesta por Sanidad (ATSA), Camioneros y Gastronómicos. El sindicato más cercano a Milei también apoyó la carta contra el DNU. También se sumaron los mercantiles del SEOCA, SUTEBA, SADOP y judiciales, entre otros gremios.

Sin embargo, ATE y CTA Morón, de Darío Silva no movilizó, a la espera de la intervención en el Hospital Posadas, que todavía no llega. Aunque sí la misión de los jefes de áreas de marcara los trabajadores precarizados que no cumplen funciones específicas. «En el Hospital no sobra nadie. Es más, muchos ingresos se frenaron cuando ganó Milei», indicaron fuentes gremiales, que tienen contacto con el ministro de Salud, Mario Russo, a quien conocen por su paso como secretario en Morón. A pesar del pacto de no agresión, hay más de 300 empleados contratos por el Posadas este año a los que no se le renovará su contrato.

Por supuesto, las organizaciones de izquierda movilizaron, entre ellas Laura Bogado (PTS), empleada en el Posadas y representante de la Federación de Salud, que también se había sumado al acto de hoy. «Hoy demostramos en las calles que las dirigencias sindicales están muy por detrás de la fuerza que pueden mostrar los trabajadores organizados. Miles y miles movilizando a pesar de la burocracia que no quiso llamar a paro, y no garantizó traslados. Muchos convencidos de que al ajuste, al DNU y al avasallamiento de todos nuestros derechos se lo enfrenta en unidad y en la calle», criticó y desafió en sus propias redes sociales.

Detenidos

Tras el acto principal y la desconcentración, hubo un clima de tensión con algunos movilizados que no se retiraban y estuvieron cara a cara con la Policía. A su vez hubo agresiones a periodistas, tanto de manifestantes contra medios televisivos, como de organizaciones: algunos fueron detenidos por alterar el orden.

El oficial de la Policía de la Ciudad Gabriel Fernando Piri fue herido tras ser atropellado por un colectivo de la línea 26 que circulaba por avenida Corrientes y trasladado en ambulancia al Hospital Italiano luego de ser hallado «inconsciente y con una herida sangrante y cortante en el cuero cabelludo» por personal médico del SAME, según un comunicado oficial.

Al efectivo herido se le sumaron, al menos, seis personas detenidas por miembros de la Policía porteña en las intersecciones de Corrientes y Uruguay, luego de que el grueso de las columnas de la protesta ya se habían desconcentrado.

«Al momento serían 4 masculinos y 2 femeninos detenidos», indicó la Policía de la Ciudad en un comunicado.

Previamente, la fuerza porteña detalló que cuatro de los detenidos habían sido arrestados «por atentado y resistencia a la autoridad durante la desconcentración de la marcha realizada por la CGT y organizaciones sociales frente al Palacio de Tribunales».

Según fuentes de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), uno de los detenidos se llama Martín Brunás, militante de esa organización sindical y secretario de prensa de Unidad Popular (UP).

Otro de los detenidos fue identificado por la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) como Agustín Ricardi, que también fue arrestado sobre Corrientes.

Minutos antes de las 15, sobre la calle Talcahuano, un hombre fue detenido por efectivos policiales y, previo a su arresto, pudo decir ante las cámaras de C5N que su nombre era Samuel.

Hacia las 15, un cordón de efectivos de la Policía de la Ciudad desplazó con sus escudos hasta las avenidas Corrientes y 9 de Julio a cientos de manifestantes, que permanecían en las adyacencias del Obelisco.

Los efectivos se desplegaron por las calles aledañas a donde se realizó la movilización con motos, y se registraron corridas entre los manifestantes que quedaban en la zona.

Mientras se desarrollaba el acto en Plaza Lavalle, se conoció que el juez nacional del Trabajo Ignacio Ramonet desestimó el dictado de una medida cautelar «interina» para suspender la vigencia de artículos vinculados a la reforma laboral incorporada en el decreto de necesidad y urgencia , ya que «todavía no se encuentra vigente», según argumentó.

Además, el magistrado resolvió asumir la competencia para tramitar una demanda de inconstitucionalidad presentada por la CGT y le dio tres días al Gobierno nacional para responder, según la resolución a la que tuvo acceso Télam.

En declaraciones a la prensa, uno de los cotitulares de la CGT, Héctor Daer (Sanidad), afirmó que “lo que hay que hacer es voltear el DNU de desregulación de la economía «en la política, en la justicia y en las calles” y dijo que “hay que ser inteligentes y tener la mejor estrategia para voltear el DNU”, ante la posibilidad de decretar una medida de fuerza nacional.

La central obrera advirtió sobre la «feroz reforma laboral regresiva» que incluye el decreto de necesidad y urgencia con medidas «arbitrarias, anticonstitucionales y lesivas de un vasto número de derechos civiles, comerciales y sociales».

Por su parte, otro de los cotitulares de la central obrera, Pablo Moyano (Camioneros), reafirmó que este jueves en la reunión del comité confederal de la CGT «seguramente se va a aprobar un plan de lucha para rechazar este DNU que va en contra de los trabajadores y del país» y «se va a facultar al consejo directivo a tomar las medidas necesarias».

En el documento leído en el acto, la central obrera advirtió sobre la «feroz reforma laboral regresiva» que incluye el decreto de necesidad y urgencia con medidas «arbitrarias, anticonstitucionales y lesivas de un vasto número de derechos civiles, comerciales y sociales».

“Ser legal es respetar la Constitución nacional. Ser legítimo es convencer a las mayorías. Si no se respeta ese esquema se corre el riesgo de no ser respetado. Y de no ser República. No se confunda señor Presidente. No somos la casta. Somos los trabajadores”, dice el documento.

La central obrera aclaró: este miércoles “vinimos a pedirle a la Justicia que cumpla con la función de contralor el Poder Ejecutivo y declare la inconstitucionalidad del DNU”.

En esa línea, agrega que “frente al atropello irracional de unos de los poderes del Estado, los trabajadores acudimos a la Justicia para que vuelva a equilibrar el funcionamiento de la República”.

“Hoy, en representación de los intereses de todos y todas las trabajadoras y los trabajadores que, de manera sectorizada o generalizada, ven conculcados sus derechos, presentamos ante la Justicia Nacional del Trabajo nuestro reclamo a fin de obtener una sentencia que declare la inconstitucionalidad del decreto de necesidad de urgencia”, destaca el texto.

“Vinimos a pedirle a la Justicia que cumpla con la función de contralor el Poder Ejecutivo y declare la inconstitucionalidad del DNU”

En el comienzo del documento, la central obrera señaló que “el presidente de la Nación prometió hacer un ajuste que lo pagaría lo que él denomina ‘casta política’, y que los trabajadores recibiríamos los beneficios de ese recorte”.

Entre los gremios enrolados en la CGT que aportaron sus militantes a la manifestación había columnas de la Uocra, la UOM, los gremios de Sanidad, Obras Sanitarias, Camioneros, Bancarios, y UPCN.

De la movilización participaron también los grupos de izquierda integrantes de la Unidad Piquetera, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), movimientos sociales como el Movimiento Evita, Libres del Sur, y frentes de izquierda como el Polo Obrero, MTS, MAS e Izquierda Socialista.

Asimismo, participaron dirigentes políticos como los diputados del FIT, Nicolas del Caño y Myriam Bregman; el ministro de Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis; y el titular del Frente Patria Grande, Juan Grabois.

En declaraciones a la prensa, el diputado y secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, sostuvo que la manifestación transcurrió “con tranquilidad, en paz y masivamente a la espera de que la Justicia termine con este DNU que es inconstitucional» y agregó: «Ojalá que el Poder Judicial deje sin efecto el DNU”.

“Esperemos que la Justicia lo de vuelta al tema del DNU porque sino, cada cuatro años, se cambia el marco jurídico del país. Después que no se quejen si hay una reforma judicial por decreto”, advirtió Palazzo.

En tanto, el secretario general de los trabajadores de la construcción, Gerardo Martínez, planteó: “Queremos un Presidente que respete la división de poderes y que entienda y comprenda que los trabajadores tienen la necesidad de defenderse en forma colectiva”.

“A la CGT nos preocupa todas las reformas del DNU, pero más las sociolaborales porque guardan un sentido que va en contra de los derechos de los trabajadores, ya que viola los derechos constitucionales”, manifestó.

Martínez, quien es uno de los gremialistas con mayor diálogo con el Gobierno de La Libertad Avanza, sostuvo que “el diálogo es algo que nosotros estamos reclamando con una mesa tripartita entre el Estado y los sectores empresariales”.

En ese punto, el secretario general del personal civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, reafirmó que las futuras medidas de fuerza “las van a decir el comité central confederal que se reúne mañana” y añadió: “Seguramente habrá un plan de lucha que debemos ver en qué plazo de tiempo se da”.

El dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni consideró que la marcha a Tribunales convocada por las centrales obreras, los movimientos sociales y las organizaciones piqueteras contra el DNU “es un primer paso”, y bregó además por la convocatoria a realizar “un paro general que incluya un plan de lucha porque el Gobierno avanza y no va a parar”.

“Esto es un primer paso. Vamos por el paro general y un plan de lucha nacional porque el Gobierno avanza y no va a parar”, afirmó Belliboni en declaraciones a Télam durante la concentración a Plaza Lavalle.

“Vamos a realizar una, diez, cien o mil marchas más para derrotar el DNU y reclamar por nuestro salario”, adelantó el referente de la Unidad Piquetera (UP).

Asimismo, Belliboni envió un mensaje a la conducción de la CGT: “No hay que esperar porque este Gobierno va a seguir con todo y debemos frenarlo. Este Gobierno hizo más daño en tres semanas que otros en diez años”.

“Nosotros estamos planteando un paro general con un plan de lucha porque un paro nacional aislado no alcanza y no sirve para nada. Hay que hacer un gran paro nacional para derrotar el DNU y para plantear el problema del salario en Argentina”, enfatizó sobre la postura que mantiene el Polo Obrero.

«Como dijo Milei en la campaña electoral, la casta tiene que pagar el ajuste. Sin embargo, ahora la casta está en el Gobierno y el ajuste lo paga el pueblo”
Eduardo Belliboni

En esa línea, el referente piquetero evaluó que “ningún trabajador debe estar por debajo de la línea de pobreza».

«Como dijo Milei en la campaña electoral, la casta tiene que pagar el ajuste. Sin embargo, ahora la casta está en el Gobierno y el ajuste lo paga el pueblo”, razonó.

Mercantiles

El secretario General del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio (SEOCA) de Zona Oeste, Julio Rubén Ledesma, valoró la marcha a Tribunales que se realizó convocada por la CGT contra el mega DNU del Gobierno nacional al tiempo que aseveró que al presidente Javier Milei “lo manejan desde afuera”.

“Es el primer paso de algo que si no cambian su actitud se puede magnificar. La gente está muy disconforme. Nosotros vinimos en colectivo, en tren, algunos en auto y venimos sin ninguna identificación porque no queremos que los compañeros y compañeras que nos acompañan se pongan en peligro”, recalcó el referente gremial en diálogo con Política del Sur.

Al respecto, subrayó: “De este Gobierno podemos esperar cualquier cosa, somos continuamente amenazados, de distintas maneras. Hay que estar cuidándonos, no importa lo que nos pueda pasar a nosotros los dirigentes, lo que importa es la salud y la integridad de la gente que nos acompaña”.

Luego, insistió en que “la gente está muy caliente, con los aumentos, con la falta de respuesta, con los aprietes”. “Se creen que nos van a llevar a latigazos y patadas en el traste. Están violando la Constitución, el 14 bis, fundamentalmente, que es el que nos permite transitar y manifestarnos”, precisó.

“Nos han prohibido todo, bandera, identificación, porque van a multar a los sindicatos que estén ahí. Esta es una primera muestra de una manifestación en el marco democrático, pero también la muestra de autoritarismo del otro lado”, cuestionó.

En este marco, Ledesma sostuvo que el presidente Javier Milei “es un muñeco dirigido desde afuera, el DNU es para los amigos”.