23/07/2024

Imputan a un concejal y a los 48 titulares de las tarjetas de débito por la causa «Chocolate» Rigau

El juez en lo penal de La Plata Guillermo Atencio rechazó la eximición de prisión para los 48 empleados de la Legislatura Bonaerense cuyas tarjetas bancarias estaban en poder del puntero del PJ Julio «Chocolate» Rigau, para que realice extracciones de un cajero automático.

También imputaron Facundo Albini, actual concejal y cabeza de la lista de Unión por la Patria que llevaba a Julio Alak como intendente y a su padre, Claudio Albini, exsubjefe de personal de la Cámara de Diputados bonaerense. De esta manera, ahora podrían ir presos, acusados por «asociación ilícita» y «defraudación al Estado».

Por ahora, son testigos en la causa citados por la Fiscalía que investiga una secuencia de estafas cuyo protagonista es Rigau, quien el 9 de septiembre fue detenido por la Policía en un cajero automático, luego de que los efectivos fueron alertados por una persona en situación de calle a la que le llamó la atención que el hombre estuvo durante varios minutos en el interior de la zona de cajeros del Banco Provincia.

Los dueños de las tarjetas bancarias hasta ahora fueron citados a declarar como testigos por la fiscal Betina Lacki. Todos, de una forma u otra, omitieron brindar información para determinar el verdadero origen del dinero y algunos dijeron que «en confianza» le dieron su tarjeta a Rigau para que él les haga retiros de dinero.

En su resolución con la cual rechazó las eximiciones de prisión, el juez Atencio tuvo en cuenta que el delito investigado supera «ampliamente los ocho años de prisión» y, por eso, considera «la extensión del daño causado y las características».

«De la conducta aquí investigada, resultan pautas significativas para vislumbrar que, de recaer sentencia condenatoria, habrá de ser de cumplimiento efectivo», remarcó.

Atencio valoró también «la cantidad de hechos perpetrados, el alto monto dinerario defraudado al erario público – suma que hasta el momento asciende a los ochocientos millones de pesos; la duración en el tiempo; la actividad desplegada por los imputados, en tanto facilitó la comisión actos de corrupción en el ejercicio de la función pública; la posibilidad cierta de influenciar entre coimputados teniendo en cuenta el vínculo personal habido entre algunos de ellos y la pena en expectativa, en razón de la suma aritmética del máximo de la pena de los delitos investigados».

Rigau está detenido por las estafas varias a raíz de haber sido sorprendido en el cajero automático con las 48 tarjetas y más de un millón de pesos en efectivo. La Fiscalía apunta a determinar el origen del dinero y va en ese sentido por tomarle declaración testimonial, por ahora, a los dueños de las tarjetas, pero también en la pericia sobre el celular del puntero del PJ.

Por su parte, la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata rechazó la liberación de Julio Chocolate Rigau, el puntero del PJ vinculado a la causa de las tarjetas de la corrupción de la Legislatura bonaerense y continuará detenido.

La defensa de Rigau, que integran por los abogados Miguel Ángel Molina y Alfredo Gascón, había presentado un recurso de apelación para exigir la libertad por falta de mérito.

Este pedido fue después de que el Juzgado de Garantías, a cargo de Guillermo Atencio, denegara excarcelar al imputado por múltiples defraudaciones, como el presunto cobro irregular de salarios de empleados de la Legislatura bonaerense.

Los abogados expusieron que la decisión del Ministerio Público Fiscal excedió el plazo que puede estar detenida una persona cuando todavía no se le pidió la prisión preventiva. Mientras que aseguran que Betina Lacki, titular de la UFI N°2, “no requirió una prórroga de detención”.