29/02/2024

Ola de calor: Récord de consumo y más de 16.000 usuarios sin luz en el AMBA

Más de 11.000 usuarios de Edenor y 5.400 de Edesur se encontraban sin energía eléctrica este viernes en sus hogares en la región del Área Metropolitana de Buenos Aires, por la alta demanda generada por las temperaturas extremas del calor que afecta al país, informó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Según las cifras sobre el estado del servicio eléctrico informadas en el ENRE, a las 8.25 unos 11.702 clientes de Edenor permanecían sin suministro eléctrico y 5.410 de Edesur.

Las localidades bonaerenses más afectadas son Tigre, San Fernando, Moreno, Malvinas Argentinas, La Matanza, Morón, Vicente López, General San Martín, Almirante Brown, Avellaneda, Ezeiza, Lanús, Quilmes y Lomas de Zamora.

En la Ciudad de Buenos Aires 4.657 usuarios se encuentran sin luz. Los barrios porteños afectados son Núñez, Belgrano, Villa Devoto, Villa Pueyrredón, Balvanera, Pompeya, Villa Soldati, Almagro, Barracas, Boedo, Constitución, Flores, Floresta, Mataderos, Parque Chacabuco, Parque Patricios, Versalles, Villa Crespo, Villa General Mitre, Villa Luro y Villa Santa Rita.

El sistema eléctrico nacional registró un nuevo récord de demanda de energía eléctrica este jueves, al alcanzar a las 14.40, los 29.601 Mw, como respuesta a las altas temperaturas que afronta casi todo el territorio, de acuerdo a los registros de la Compañía de Administración del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

El nuevo pico de demanda deja con holgura atrás el anterior máximo histórico para un día hábil registrado el 13 de marzo del año pasado, cuando el sistema tuvo un requerimiento de 29.105 Mw de potencia.

Por esta situación, pasadas las 15, más de 42.000 usuarios de Edesur y casi 17.000 de Edenor se encontraban sin energía eléctrica hoy en sus hogares en la región del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por la alta demanda generada por las temperaturas extremas del calor que afecta a todo el país.

El Gobierno salió a reconocer el escenario de cortes pero sin escatimar críticas a las gestiones energéticas implementadas por las gestiones presidenciales anteriores. En primer lugar, la Secretaría de Energía informó que activó medidas «para nutrir al Sistema de Interconexión (SADI) con mayor energía».

«Estas son: promedio diario de importación de energía eléctrica de Brasil en 1.529 MW, Uruguay en 177 MW, Bolivia en 100 MW y Chile en 80 MW», además de indicar que el «sistema se encuentra operando con las mínimas reservas técnicas para evitar colapsos intempestivos».

«Estas medidas buscan mitigar un sistema que hoy está saturado y al borde del colapso, producto de años de falta de inversión y tarifas congeladas. Esto generó una extrema vulnerabilidad del sistema evidenciada en niveles de reserva mínimos», argumentó Energía.