25/06/2024

Morón: Por mayoría, el HCD aprobó un ajuste en la TSG del 128%, escalonado de enero a julio del 2024

El Concejo Deliberante de Morón aprobó anoche, por mayoría, la reforma fiscal impulsada por el reelecto intendente Lucas Ghi. Aunque los aumentos previstos para enero van del 30 al 60% general, hay otros ajustes para la TSG escalonados entre marzo y julio del 2024, que totalizan una suba del 128% en ese tributo.

La ordenanza contó con 26 votos a favor y 21 en contra, en la Asamblea de Mayores Contribuyentes. El oficialismo sumó el voto del aliado Cristian Herrera, que hoy termina su mandato. Mañana asumirán los nuevos concejales electos el 22 de octubre (el oficialismo pierde un escaño propio y otro aliado). Por eso el Ejecutivo apuró la marcha para tener antes Presupuesto aprobado. El Cálculo de Recursos y Gastos del 2024 se tratará esta misma tarde, en extraordinarias, desde las 14.

El ajuste fiscal fue rechazado por todos los bloques opositores de JxC, Juntos y UCR: Incluida la reelecta Alejandra Liquitay (que mañana reasume por La Libertad Avanza) y Claudia Quintana (PRO), quien hace una semana había habilitado el quórum que necesitaba el oficialismo para tratar (y aprobar) la ordenanza preparatoria.

La diferencia de votos se explica por los contribuyentes (siempre militantes) que fueron anotados por los distintos bloques para tratar los asuntos tributarios. El bloque oficialista poco hizo para tratar de explicar o defenderse de los cuestionamientos por los aumentos y tasas que se gestaron para el último año y medio.

«Todos dieron una cuenta diferente. Escuche que durante estos 4 años de gestión tuvimos un 900% de inflación y aumentamos 1415% las tasas. La realidad es que en el año 2020 la inflación fue del 36%, el único año donde aumentamos la TSG por encima de este índice (50%), en 2021 tuvimos 51% de índice inflacionario y la tasa aumento un 35%, en 2022 la inflación alcanzó un 95% y la TSG 87% y hasta noviembre del 2023 la inflación fue del 146% y el aumento de la taza el 124%», asumió el concejal Oscar Conde.

Por el «mal clima», ni siquiera se llevó al debate el plan de beneficios fiscales votados el lunes por unanimidad.

Para el jefe de bloque de JxC, Francisco Mones Ruiz, la cuenta es una sola. Aunque el aumento general es del 60%, y del 50% en la TSG, la misma ordenanza establece tres ajuste de 15% cada uno. Esto es un 128% de enero a julio del 2024. Cuando se viene de un aumento del 50% extra en noviembre por decreto municipal.

Ese ajuste fue por «cláusula gatillo», que reconoce mayores costos por una inflación no prevista ni por el Gobierno, ni por el Presupuesto Municipal. Es artículo se mantiene, pero además es factible que haya un «revalúo» inmobiliario que afecta la base imponible, sobre la cual se calculan tanto Ingresos Brutos como la TSG.

Los bancos y grandes superficies sufrirán un aumento directo en enero del 120% en las tasas. Pero ante la necesidad de generar recursos, la reforma fiscal incluyó la creación de una tasa por derechos de oficina para los proveedores que, sin habilitación o asiento en el Municipio, facturen desde un millón de pesos al Municipio. Además se estableció un tasa «refuerzo» a la ya existente para Seguridad, que se cobra a todo el comercio.