21/05/2024

Por mayoría, el HCD de Moreno creó otra tasa municipal que grava la venta de combustibles

El Concejo Deliberante de Moreno aprobó por mayoría, con el voto de los concejales de Unión por la Patria y sus «Mayores Contribuyentes», la creación de una nueva tasa denominada de «Protección Ambiental», que en la práctica es un tributo a la venta de combustibles en las estaciones de servicio del distrito.

Cuando un conductor cargue nafta, gasoil o GNC le van a cobrar un 2,5% más, aún cuando hacerlo en Moreno es más caro que en otros municipios aledaños, por la tasa vial que se cobra para mantener las colectoras del Acceso Oeste (que en Moreno no tiene peajes).

Ya son 19 los municipios del GBA que aplican una sobrecarga impositiva a la venta de combustibles o al uso de colectoras.

El monto varía entre 1.5% a 2.5% del precio del litro de combustible, según el distrito. Otros optaron por percibir un monto fijo y no un porcentaje.

Algunos lo vienen haciendo desde hace años como Avellaneda, Vicente López, La Matanza, Merlo o San Fernando. Otros, en cambio, lo harán en los próximos meses: Quilmes, Lanús, Almirante Brown Lomas de Zamora.

En José C. Paz, por ejemplo, Mario Ishii estableció el impuesto en el 1% del precio de los combustibles líquidos y de unos $ 6,37 en el precio del GNC vehicular.

«Nosotros disponemos el cobro de la tasa vial de conformidad con lo dictaminado en las ordenanzas Fiscal e Impositiva», es lo que justifican en Ituzaingó y que repiten en todos los municipios. Allí la tasa está vigente desde 2016 y es de un 2%.

Otro de los distritos en los que se debe tributar es Hurlingham. Desde el Concejo Deliberante detallaron que la tasa es del 1,55% sobre el precio del litro de gasoil grado 2, y de otros combustibles líquidos similares; del 1,44% sobre precio de nafta y gasoil g°3; del 2,39% sobre el GNC; y del 1,22% al resto de los combustibles.

En La Matanza el porcentaje es de un 1,5% por litro para las naftas y el gas oil; y de un 1% para el metro cúbico de GNC. En tanto, en Merlo se aplica un 2,50% para los combustibles líquidos y sube a un 4,50% para el GNC.

En sus redes, Diego Valenzuela se manifestó en contra. «No comparto poner la tasa vial. La Ciudad de Bs As no la cobra y hay que entender que si sale más caro la nafta en nuestro municipio nos puede quitar clientes. Además, es una doble imposición porque del combustible ya recibimos coparticipación. Si nosotros cobramos este impuesto, las estaciones de servicio lo trasladan directamente al precio del surtidor y al bolsillo de las familias o a quienes usan el vehículo para trabajar», explicó jefe comunal de Tres de Febrero. Otros municipios que por ahora no aplican la tasa son Morón, San Martín, San Miguel y Ezeiza.