18/05/2024

Causa y efecto: Críticas, respaldos e ironías internas, tras la reaparición de Cristina Kirchner

El presidente Javier Milei aseguró que “Cristina Kirchner sigue abrazada a un modelo que destruyó a la Argentina”, luego de ser cuestionado por la ex vicepresidente durante su discurso de ayer.

En diálogo con Ignacio Ortelli para el programa Si Pasa, Pasa (Radio Rivadavia), Milei subrayó que “respecto a otros de sus discursos, el de ayer ha sido muy pobre”, y que «cada vez es más notorio que se está cayendo la inflación».

El presidente remarcó esta mañana que el discurso que dio la ex mandataria fue «de una gran pobreza intelectual» y precisó que habla en este momento «porque están nerviosos».

«Si buscan agruparse son como una bolsa de gatos. Es un acto desesperado por mantener vivo un movimiento político que tanto daño le hizo al país. Necesitamos que se vuelvan mas racionales. Salen a hablar ahora porque están nerviosos», indicó Milei en declaraciones al programa «Si pasa, pasa», que conduce Ignacio Ortelli por Radio Rivadavia.

El jefe de Estado aseguró que el discurso del sábado de Cristina Kirchner «fue muy pobre», en relación a los que años antes llevaba a cabo la ex mandataria nacional.

«Lo que puedo decir respecto a otros discursos, que el de ayer fue un discurso muy pobre. Ella en general tenía una estructura formal más clara, pero en este directamente carece de una forma orgánica, de presentar un tema. Fue de una pobreza intelectual notoria. Me sorprendió la caída intelectual. Lo único que hizo fue hacer críticas. Sigue abrazada a un modelo que destruyó a la Argentina», indicó.

La ex presidenta reapareció en la escena política con un multitudinario acto en Quilmes, donde lanzó duros cuestionamientos al mandatario Javier Milei y reclamó un cambio de rumbo en el modelo porque «la gente se caga de hambre».

«Si cuando sos gobierno la gente se caga de hambre y no puede llegar a fin de mes, de qué te sirve» la legitimidad, se preguntó la ex jefa de Estado, que dijo que Milei «no tiene plan de estabilización».

Al hacer un análisis de la situación económica actual, expresó: «Por más que el presidente se enoje y haga caritas, no tiene plan de estabilización, que sí lo tuvo el gobierno anterior, que fue la convertibilidad».

«Es solo un plan de ajuste», aseguró Cristina Kirchner, que al calificar al Presidente dijo que «no es neolilberal» ni «anarcocapitalista», sino «anarco colonialista».

La ex mandataria, en tanto, apuntó también contra el equipo de Milei: «No quiero ser peyorativa, ni mala, pero además de todas esas condiciones (en los 90) había un Congreso, un presidente con un partido político sólido, la CGT, y había un equipo. Cuando uno mira lo que hay hoy en todos los ámbitos… no es que le falta uno
para el peso, le faltan, 30, 40 o 50 para el peso, termino elogiando yo al gobierno de (Carlos) Menem, que me echaron del bloque».

En un mensaje de una hora, Cristina Kirchner criticó al gobierno por el trato de la educación pública y negó que durante su gestión se haya «adoctrinado» en las escuelas.

«Si hubiéramos adoctrinado en los colegios él no sería Presidente ¿de qué habla este hombre?», remarcó la ex mandataria.

A la vez, mostró una filmina sobre los beneficios impositivos que recibió la empresa Mercado Libre, propiedad de Marcos Galperín, y subrayó: «Con esos 103 millones de dólares (de beneficio) nos sobran para pagar los gastos de funcionamiento de
las universidad y los hospitales».

«¿Es normal que el más rico tenga estas exenciones?», se preguntó Cristina Kirchner, que también aseguró que el «problema» del Presidente Milei es que es «dogmático».

«El problema es que es dogmático y no entiende. Cuando el sombrero no entra, no achique la cabeza, agrande el sombrero y lo vamos a ayudar, porque si le va mal a usted, le va mal a todos los argentinos», enfatizó la ex titular del Senado.

En ese punto, lanzó una advertencia: «Si quieren convertir a la Argentina en un país donde se extraigan sus riquezas, ahí me voy a declarar avatar celeste y azul, como la bandera, para defender a la patria. Avatares, de colonia otra vez, no».

Para Cristina, en la cadena nacional de Milei del lunes -que fue lo que la decidió a hablar en público-, «dio pistas» de lo que piensa hacer, al señalar que «la recuperación van a venir de cuatro lugares: petróleo, gas, minería y el campo».

«Nos preanuncia una economía de carácter extractivista. Llevarse todos los recursos naturales, o sea, el precapitalismo. Me hace acordar a la Argentina del Virreinato, más que anarco capitalismo, suena a anarco colonialismo y en eso no estamos de acuerdo», destacó.

La ex mandataria encabezó la inauguración del microestadio «Néstor Kirchner» en Quilmes, invitada por la intendenta Mayra Mendoza.

Peronismo dividido con ironías

Desde Quilmes, el presidente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella aseguró que la ex presidenta «nos plantea interpretar y reflexionar el difícil contexto que atraviesa el país a nivel político, social y económico”.

Además agregó: “Las políticas de gobierno que desarrolla el actual presidente no hacen otra cosa que causar padecimientos en las familias argentinas y más pobreza. En este marco la perspectiva que plantea y comparte Cristina, es fundamental”.

“Cristina siempre nos invita a reflexionar y debatir el futuro del país, sin consignismos ni dogmatismos. Para que podamos reconstruir un horizonte político, que nos habilite a recuperar la representación de nuestro pueblo», finalizó el ex intendente de Morón.

Distantes al discurso en Quilmes, el intendente de Esteban Echeverría Fernando Gray posteó una foto en la que aparece tomando sopa a espaldas de un televisor por el que pasaban el discurso de CFK. «Otra vez sopa», comunicó irónico y sin tanto misterio como su amigo de Hurlingham Juan Zabaleta, quien a su vez subió a las redes un video haciendo sopa, un eufemismo que en su caso no tuvo referencia directa a la ex Presidenta.