20/05/2024

Golpe al tráfico ilegal de fauna silvestre: Allanamientos en Tigre, San Martín, Hurlingham y CABA

La Policía Federal Argentina rescató más de 130 animales exóticos que eran comercializados ilegalmente en el AMBA, con un valor estimado en 423 mil dólares. En distintos procedimientos se allanaron viviendas ubicadas en barrios como Nueva Pompeya, Parque Chacabuco, Barrio Norte, Villa Urquiza, Rafael Castillo (La Matanza), Hurlingham, El Talar (Tigre), Ituzaingó, San Martín y Lanús. Durante el operativo hubo cuatro detenidos.

La investigación que fue llevada a cabo por el Departamento Delitos Ambientales, de la Superintendencia de Investigaciones de la PFA, que logró detectar a través de sitios de internet a ciertos grupos dedicados al tráfico ilícito de fauna silvestre. La denuncia se presentó en la Fiscalía Federal 1 de Morón, de Sebastián Basso.

Luego de meses de trabajo, los detectives determinaron la existencia de una verdadera red de tráfico de ejemplares del reino animal, no solo originarios de nuestro país, sino que también se identificaron a través de biólogos de dicha fuerza, anfibios, reptiles y arácnidos entre ellos ponzoñosos provenientes de los más recónditos lugares del mundo, pudiendo relacionar dicha red con el operativo llevado a cabo el pasado 7 de septiembre por este mismo Departamento Delitos Ambientales, en el barrio porteño de Villa Urquiza.

Gracias a la detención en ese establecimiento de un individuo que trasportaba serpientes se logró desbaratar una célula criminal, que había montado un mega criadero ilegal con más de 1600 especies animales de distintas regiones del mundo, que mantenía ocultas en una vivienda. Así fue que se rescataron miles de serpientes venenosas y constrictoras, tarántulas, escorpiones y otros insectos exóticos que eran producto del tráfico ilegal internacional, con valores millonarios en el mercado negro, y que a su vez serían destinadas a ser traficadas mayormente a países limítrofes de nuestro país.

Cabe destacar que durante el procedimiento llamó la atención de los investigadores la existencia de un sector único destinado a la crianza de roedores e insectos, que eran utilizados como alimento para las especies que traficaba.

Todo este contexto materializado en informes de los investigadores, fue más que contundente para que el fiscal federal requiriese formalmente los pedidos de allanamiento de todos los domicilios involucrados en el tráfico ilícito al Juzgado Federal N°3 de Morón a cargo de la Dra. Alicia Vence, Secretaría Penal N°11 de la Dra. Lourdes González San Juan, quien hiciera lugar a la medida, gracias a la cual se realizaron once allanamientos, en los cuales los efectivos policiales hallaron hacinados y en pésimas condiciones otras 700 especies, entre ellas reptiles oriundos de diversos países destacándose por su condición en ponzoñosos y venenosos, con la detención de cuatro personas para su identificación.

Los allanamientos fueron realizados en la Ciudad de Buenos Aires, Tigre, Lanús, San Martín, Hurlingham, Ituzaingó y Rafael Castillo.

Durante el procedimiento cooperó personal de la Brigada de Control Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, la Dirección de Fauna del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, del Hospital Malbrán por los reptiles venenosos y de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la U.B.A. junto con quienes se procuró el traslado de los animales hasta distintos centros de rehabilitación en donde se le realizarán los chequeos de rigor, y se evaluará luego la posibilidad de reinserción a sus hábitats naturales y/o repatriación a sus países de origen según corresponda.

Este operativo es uno de los tantos que el Departamento Delitos Ambientales, viene desarrollando a lo largo del año, gracias a lo cual se han rescatado miles de animales víctima de la caza furtiva y del tráfico internacional, siendo que en este último caso, el valor de los ejemplares aumenta exponencialmente a medida que se trasponen fronteras, siendo este tipo de tráfico el cuarto delito más redituable del mundo, lo que amenaza en todos los aspectos la biodiversidad de nuestro país y del resto del mundo, existiendo en la actualidad en el Congreso distintos proyectos de reforma del Código Penal para hacer frente a ello, pero hasta ahora no han sido aprobados.